No hemos hablado de Miraflores de la Sierra en verano hasta ahora. Ya estuvimos en esta villa serrana madrileña hace un año en medio de una gran nevada.

Pero hemos querido regresar para contar más sobre ella y sobre la naturaleza que la rodea. Y mostrar el contraste de un recorrido ahora con la belleza exuberante del verano.

 

Miraflores de la Sierra en verano

Empezando la caminata

 

Miraflores de la Sierra está a 49km al norte de Madrid capital. A los pies de los puertos de la Morcuera y de Canencia, se trata de una localidad con fuerte atracción para la actividad deportiva, ya sea el senderismo o el ciclismo. Y nosotros en El Viajero Accidental probamos ambos y así lo recomendamos.

 

 

Es uno de los 18 municipios que conforman el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, el espacio protegido más antiguo de la Comunidad de Madrid. Y Reserva de la Biosfera desde 1992.

Miraflores se fundó en el siglo XIII y tuvo originalmente un nombre muy poco acorde con la belleza de la naturaleza que la rodea: Porquerizas de la Sierra. Se cree que fue Alfonso X el Sabio el que poniendo la zona baso su influencia dio lugar a Guadalix de la Sierra, Porquerizas, Colmenar Viejo o Manzanares el Real. Todas localidades al norte de MAdrid.

Dice la leyenda que Isabel de Borbón, esposa de Felipe IV, al pasar por el lugar no dio crédito a que un sitio tan bello tuviera un nombre así.

Y cambió su nombre al actual de Miraflores de la Sierra.

 

 

En 1523, Carlos I le otorga a la aldea el rango de villa, por el cual dejaba de depender jurídicamente de Manzanares. A principios del siglo XIX, el Ayuntamiento de este pueblo, partidario de la Junta de Defensa Nacional contra las tropas napoleónicas, se convierte en albergue y zona de avituallamiento para numerosas partidas comandadas por el guerrillero Abril que en 1812 mantuvo alguna escaramuza con los franceses durante la Guerra de la Independencia Española.

Desde finales del siglo XIX Miraflores es sitio habitual de visita y de esparcimiento para los madrileños por su naturaleza privilegiada.

Miraflores de la Sierra es famosa por sus fuentes y en una de ellas empezamos nuestro recorrido que nos llevó al Monte de la Raya.

Fue desde Fuente del Cura, siguiendo nuestro recorrido original que nos llevó desde ahí, pasando por el Monte Aguirre hasta más allá de Parada del Rey. Estamos hablando de unos 15km, no muy exigentes pero que en verano requieren de mejor forma y sobre todo de ir bien equipado con hidratación suficiente.

El comienzo es el camino que lleva de la Fuente del Cura a Monte Aguirre.

 

 

Y a continuación conectar con el camino que lleva del Monte Aguirre al Puerto de la Morcuera. La suerte es que hay fuentes por el camino que permiten repostar:

 

 

Y todo el recorrido con un auténtico manto forestal:

 

 

A medida que la subida era cada vez mayor encontrábamos rocas y caídas de agua:

 

 

Y por fin llegamos hasta la parte más alta de la ascensión que nos permitía ver el Embalse del Vellón y Miraflores de la Sierra al fondo:

 

 

Y a la vuelta a admirar una concentración de helechos verdaderamente espectacular:

 

 

Y por supuesto repetir nuestra toma original del valle, pero esta vez sin nieve:

 

 

¿Cómo rematar este recorrido?

Pues la mejor idea fue desde luego reponer fuerzas. Y para ello nos dirigimos a la Plaza del Álamo.

Se llama así por un Álamo que murió a finales de la década de 1980 debido a una enfermedad conocida como grafiosis, transmitida por un pequeño escarabajo portador de un hongo. Esta enfermedad acabó con buena parte de los típicos de las plazas de los pueblos.

Vicente Aleixandre, que veraneó en Miraflores de la Sierra durante gran parte de su vida, le dedicó al olmo una poesía que se puede leer al lado del tronco. En 2006 se remodeló la plaza que lo alberga preservando los restos del tronco en un monumento dedicado a los ancianos de la localidad. En 2017 se construyó una réplica de bronce.

Y en el Restaurante Bar España, que no nos defraudó, nos aseguramos bien de celebrar el éxito de nuestra ruta.

Con Raquel. Manolo, Santi y Pablo. ¡¡Un día redondo!!

 

Miraflores de la Sierra en verano

 

Vínculos en este artículo:

Miraflores de la Sierra

Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares

Reserva de la Biosfera

Isabel de Borbón

Restaurante Bar España

 

Más sobre Miraflores de la Sierra y la Sierra de Guadarrama en El Viajero Accidental

 

Nota del autor: “No he recibido ningún tipo de compensación (económica o no) por escribir este artículo, no tengo conexión material con las marcas, productos o servicios que he mencionado y mi opinión es independiente”

Print Friendly, PDF & Email