Isla Pancha: dormir en un faro

Isla Pancha: dormir en un faro

No es ningún secreto que en El Viajero Accidental nos gustan los faros, no hay más que mirar nuestro logo o nuestra foto de perfil en algunas redes sociales para sospecharlo. Pues bien, este artículo es la prueba inequívoca de que a veces los sueños se cumplen. Hace algunas semanas os contaba la experiencia de dormir en un antiguo semáforo marítimo, y hoy os voy a contar la de dormir en un faro… ¡toda una experiencia en el faro de Isla Pancha en plena Mariña Lucense!


Desde que empecé a leer hace bastantes años que se estaba reformando la Ley de Puertos para permitir la entrada de negocios privados en el dominio público con objeto de “preservar el patrimonio arquitectónico que constituyen”, comencé a imaginar cómo sería dormir en un faro. En 2010 seguían apareciendo noticias sobre nuevas reformas de la Ley para flexibilizar estos nuevos usos, que seguían aumentando mi ilusión por poder hacerlo algún día.

Ya en 1999 me había enterado por la prensa de que había abierto como alojamiento el Semáforo de Fisterra (Finisterre), que en ese momento ya era lo más parecido a cumplir mi anhelo de alojarme en un faro. Intenté ir en el año 2016 pero estaban en plena reforma, y tengo pendiente ir porque quienes se han hospedado allí dicen que merece la pena. Unos meses después dormí en el Semáforo de Estaca de Bares. A esa experiencia de dormir en el Semáforo de Bares como ya os decía le hemos dedicado un artículo que podéis leer si pincháis aquí.

Hoy nos centramos en el Faro de Illa Pancha. Su construcción se encarga al ingeniero Marcelo Sánchez Movellán y se aprueba su realización en marzo de 1857 tras el acuerdo de la Comisión de Faros de construir un faro en la zona de Ribadeo. Se elige el islote de Illa Pancha para su ubicación, en la parte más externa de la ría de Ribadeo, con el objetivo de alumbrar la entrada de la ría desde el Oeste. Al fin y al cabo Illa Pancha junto con “Torre Vella”, situada en tierra firme, habían sido durante años la referencia para los pescadores cuando buscaban la entrada al puerto de Ribadeo. La función del faro era señalar la entrada de la ría así como la del puerto de Ribadeo y se optó por una luz de 5º orden ¿Qué quiere decir esto? Pues que gracias a esas referencias ya existentes no era necesario que tuviera una potencia excesiva. Existían 6 órdenes de faros según tamaño, dependiendo del diámetro interior de las lentes y de su distancia focal. Ese diámetro interior variaba desde los 84 centímetros que tenían las de primer orden e iba descendiendo hasta los 30 cm para las de sexto orden.

En los años 80 del pasado siglo se decide edificar un nuevo faro muy cerca del original. Se opta ya por la forma estándar de una torre cilíndrica de hormigón con franjas negras y blancas, de casi 13 metros de altura y un diámetro de 3 metros. Comenzó a funcionar en 1983 dejando fuera de servicio al antiguo faro. A día de hoy sigue en funcionamiento estando totalmente automatizado y depende de la Autoridad Portuaria de Ferrol – San Cibrao. Es el primer faro de Galicia cuando se entra desde Asturias. En 1984, por motivos de seguridad se cierra al público el acceso a Isla Pancha y se sustituye el antiguo puente de hierro y madera por uno de hormigón armado.

El Consejo de Ministros en el año 2013 aprueba el plan para la reconversión de los antiguos faros en alojamientos turísticos. Siendo en mayo de 2015 cuando el Consejo de Ministros da el visto bueno a la sociedad Eirobra de Ribadeo para la concesión de este alojamiento turístico. Se trata del proyecto estrella del programa Faros de España del Ministerio de Fomento. Estamos hablando del primer faro que da el pistoletazo de salida para dar una nueva vida, mediante la explotación por empresas privadas como establecimientos hoteleros, a este tipo de instalaciones que estaban en desuso.

Illa Pancha es una isla de 1, 1 hectárea con una orografía muy escarpada como podéis observar en el vídeo anterior.  Estamos hablando de un enclave de un incomparable valor paisajístico desde dónde se contemplan una vistas impresionantes del Cantábrico. En primavera contemplamos un islote de color morado ya que las “uñas de gato” que cubren sus laderas están llenas de esta característica flor morada, mientras que en invierno es una isla verde.

Según vas acercándote por la Carretera del Faro (“Estrada do Faro”) el recorrido es todo un disfrute hasta que aparece la silueta de Isla Pancha.

El Antiguo Faro de Ribadeo es una casa de planta baja con tejado a 4 aguas. En el centro del tejado se encuentra una torre hexagonal coronada en el centro por la linterna. El edificio que hoy es alojamiento turístico se construyó alrededor del antiguo faro de la vieja torre y albergaba la antigua casa del farero. Este faro de Isla Pancha es una auténtica seña de identidad de Ribadeo.

El alojamiento turístico consta de 2 apartamentos, cada uno de ellos para 4 personas. Le han sido concedidas las “3 llaves” que es la máxima calificación que se puede otorgar en Galicia a un alojamiento turístico. Al diseño y a la decoración de los apartamentos no les falta detalle y se debe al estudio coruñes PF1 Interiorismo que ha cuidado sus elementos más característicos por su carga patrimonial e histórica. En palabras del propio estudio “el reto era convertir un faro del siglo XIX en alojamiento turístico, respetando su esencia y elementos originales convirtiéndolo en un espacio altamente confortable que invitase a la relajación…”. Por todo ello este establecimiento ha optado a diversos premios.

Se trata de una casa de 86 metros cuadrados, de los cuales 6 son la torre del propio faro. Es difícil explicar lo que se siente contemplando las vistas desde la linterna a la que se accede por una escalera de forja fabricada en las Antiguas Forjas Artesanales de Sargadelos a comienzos del siglo XX.

Al mirador que hay cerca del faro de Isla Pancha, próximo al puente de entrada, y que se puede ver en alguna de las fotos anteriores acude gente a diario para contemplar la puesta de sol, tanto lugareños como foráneos. Las vistas a esas horas son una auténtica maravilla y la guinda la pone la perspectiva de ambos faros en ese decorado natural.

En nuestro caso contemplamos el atardecer desde el entorno del faro.

Nos contaba José Luis López Braña, empresario y responsable del hotel, que su puesta en marcha no estuvo exenta de problemas. Esperamos tenerlo pronto en uno de nuestros episodios de El Viajero Accidental en Radio Viajera. Nos gustaría que nos cuente en primera persona cómo fue todo este proceso hasta poner en funcionamiento lo que en su día fue el primer hotel en un faro y cómo es la experiencia de gestionar un alojamiento así. Y no quiero olvidarme de destacar la hospitalidad y el trato recibido por Marietta que es quien te da la bienvenida a este lugar de película.

De momento nosotros nos quedamos con el recuerdo de esta vivencia que merece la pena. Menos mal que no hay que elegir entre la belleza del anochecer o la de despertar en ese entorno porque ambas, sin duda, tienen su encanto…

 

El Viajero Accidental ha podido disfrutar de esta experiencia singular y la recomienda porque lo merece de veras…

Os dejamos aquí una serie de lugares a visitar desde Illa Pancha:

¡Seguiremos recorriendo Galicia de cabo a rabo y compartiéndola con vosotros! ¡Nos vemos!

Nota de la autora: “No he recibido ningún tipo de compensación (económica o no) por escribir este artículo, no tengo conexión material con las marcas, productos o servicios que he mencionado y mi opinión es independiente”

 

ENLACES UTILIZADOS PARA DOCUMENTACIÓN:

https://www.lavozdegalicia.es/

http://www.faroislapancha.es/

https://es.wikipedia.org/

ARTÍCULOS RELACIONADOS PUBLICADOS EN LA WEB DE EL VIAJERO ACCIDENTAL:

OTRAS ACTIVIDADES RECOMENDADAS A REALIZAR POR LA ZONA:

 

Print Friendly, PDF & Email

About the Author:

Soy una de las editoras de El Viajero Accidental. Tengo el honor de ser la autora de 2 de los artículos más leídos de esta web gracias a la acogida que les disteis en su día, y soy presentadora junto a José Luis de nuestro programa en Radio Viajera.

Leave A Comment