Venecia llegada y Castello.

Este es un artículo más visual que narrativo. Es un tópico, pero qué mejor manera de describir Venecia que por los ojos. Hay que ser humilde y no querer añadir más palabras de las necesarias.

Aquí empieza el primero de los tres artículos que vamos a dedicar a Venecia. Hoy la llegada y el Castello, la municipalità (distrito) que no es tan famoso pero a nosotros nos encantó.

 

 

 

 

Un poco de historia sobre nuestro viaje.

Estamos en junio de 2021. Se ha reabierto una ventana de posibilidad de viajar.

Raquel y yo tenemos un viaje regalo de unos amigos y queremos ir a Praga y Budapest…pero las restricciones COVID aún no lo permiten.

Así que Raquel, mi mujer,  tiene una idea genial: ¡vamos al Veneto!!

Ahí comenzó un viaje fantástico que nos llevó a Verona, Vicenza, Padua…y por supuesto a Venecia.

Y tras muchos meses sin coger un avión, allá vamos. Así nos recibió la llanura de la Padania.

 

 

 

La llegada, una llegada inolvidable.

Llegamos al aeropuerto internacional Marco Polo, en Mestre.

¡¡Cómo no va uno a querer visitar Italia cuando los aeropuertos tienen nombres así!!

Y tomamos por supuesto un vaporetto para llegar a Venecia.

La llegada en vaporetto es bella desde el principio, pero además esconde a Venecia. Llegas desde el oeste, dejando a tu izquierda Murano, Burano y el cementerio de San Miguel.

 

 

Solo se adivina lo que está por venir, sin una visión clara del otro lado, del lado este.

 

 

 

Y de repente, aquí está.

Hasta que el vaporetto bordeando Venecia finalmente se encamina hacia la ciudad, y se divisa ya el Palacio Ducal, el Campanile de San Marcos y a la izquierda dejamos San Jorge el Mayor y su propio campanile.

 

 

Cuando parece que en este día espléndido hemos podido ver ya la belleza de Venecia, nos queda un último paso.

El vaporetto nos lleva, o más bien nosotros con buen crietrio nos bajamos en la parada de Fermata San Marco. Y eso nos permite ser recibidos con esta vista que es casi irreal.

 

 

 

San Marcos está aquí casi solo para nosotros.

¿He comentado ya la buena idea de Raquel?

Y es que cuando llegamos a la plaza de San Marcos somos realmente conscientes de lo buena que ha sido. Porque está vacía…o casi. Y no podemos ser más felices.

 

 

Nos damos un primer paseo.

 

 

 

Un descubrimiento para nosotros: el Castello.

Venecia está construida sobre un archipiélago de 118 pequeñas islas (si incluimos las islas de Murano, Burano y Torcello), casi todas ellas unidas entre sí por 455 puentes.

Hay seis distritos (sestieri) o municipalità en tierra firme (terraferma veneziana). En nuestra estancia en Venecia no llegamos a visitar todos los distritos. Vamos a dedicar este primer artículo a la municipalità del Castello.

 

 

Castello es el más grande de los seis sestieri de Venecia. Su eje es el Arsenal de Venecia.

A nosotros nos convenció totalmente con sus calles estrechas, su aire menos turistíco y sus placitas. Y su comercio local como las macelleria (carnicerías) que son un placer.

Nos encantaron detalles como esas plaquitas que identifican a las familias en las casas con forma de bufón de carnaval.

 

 

Las placitas especialmente nos parecieron atractivas, tranquilas y acogedoras.

Te encuentras de repente maravillas como la iglesia de San Zacarías en en el Campo San Zaccaria y a su lado esta stazione de los Carabinieri, que hasta para un cuartel hay que tener arte.

 

 

 

El arsenale y sus alrededores.

El Arsenal de Venecia (Arsenale di Venezia) es una antigua base naval. Durante la Baja Edad Media y la Edad Moderna fue un complejo formado por astilleros y armerías de propiedad estatal que jugó un papel principal en la construcción del poderío naval de la República de Venecia. Habláremos en un próximo artículo sobre el poder de la Serenisima República de Venecia, por supuesto.

En la actualidad se utiliza como centro de investigación, escenario de exhibición de arte contemporáneo durante la Bienal de Venecia y centro de preservación de navíos históricos.

 

 

La puerta principal del Arsenal, la Puerta Grande (Porta Magna), fue construida en 1460 y fue la primera estructura renacentista construida en Venecia.

Una estructura de estilo Bizantino pudo haber existido alrededor del siglo VIII, aunque la actual estructura se cree que comenzó a construirse en 1104 bajo el reinado de Ordelafo Faliero. Definitivamente existía en los inicios del siglo XIII y es mencionado en la obra de Dante La Divina Comedia.

En 1320 fue construido el Arsenal Nuevo (Arsenale Nuovo), mucho mayor que el original y más eficiente. Esto permitió a los barcos del Estado y los mucho más grandes barcos mercantes ser construidos y mantenidos en un solo lugar.

Llegó a ser el mayor complejo industrial de Europa anterior a la Revolución Industrial. Venecia desarrollo métodos de producción en masa de barcos de guerra en el Arsenal, incluyendo el sistema de construir primero la quilla del barco reemplazando el antiguo sistema romano de construir el casco primero. El nuevo sistema era mucho más rápido y requería menos madera.​

 

Venecia llegada y el Castello

 

 

Un prodigio industrial.

En su momento de máxima eficiencia, el siglo XVI, el Arsenal empleaba cerca de 16.000 personas que aparentemente eran capaces de fabricar un barco diario y podían poner a punto, armar y aprovisionar una nueva galera con técnicas de producción en masa similares a la producción en cadena.

De hecho se cree que estas técnicas no se reprodujeron en masa hasta la llegada de los métodos de Henry Ford a principios del siglo XX.

La ocupación francesa, Bonaparte claro, trajo de la mano la destrucción de una parte sustancial del Arsenal y su transformación en base naval.

 

Venecia llegada y el Castello

 

 

Hasta aquí nuestra: Venecia llegada y Castello.

Muy pronto nuestros dos artículos más sobre Venecia, no te los pierdas!!!!!!!

 

 

 

Más de El Viajero Accidental en el Veneto:

 

Nota del autor: “No he recibido ningún tipo de compensación (económica o no) por escribir este artículo, no tengo conexión material con las marcas, productos o servicios que he mencionado y mi opinión es independiente”

Print Friendly, PDF & Email