Vicenza de la mano de Andrea Palladio. Así vamos a comenzar nuestro recorrido por el Veneto en Italia.

Empezamos con un plato fuerte, la ciudad del poco conocido arquitecto Andrea Palladio. Mucho por ver, mucho por descubrir. El primero de una serie de artículos sobre la Italia del nordeste.

 

Vicenza de la mano de Andrea Palladio

 

Vámonos ya a Vicenza de la mano de Andrea Palladio.

Vicenza es una esas ciudades características del nordeste italiano. Capital de la provincia del mismo nombre, aparentemente pequeña pero que con su extrarradio alcanza los 200.000 habitantes. Potencia industrial en la región veneciana, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1994.

Y naturalmente, llena de arte e historia por visitar. Tiene Vicenza un hilo conductor no ya histórico, sino físico: el arquitecto Andrea Palladio. Palladio vivió en el siglo XVI, nació en Padua, y su obra se extiende por todo lo que fue la República de Venecia.

Pero es en Vicenza donde mejor se puede admirar su legado. La ciudad se puede recorrer fácilmente a pie, siguiendo de hecho los edificios del arquitecto: las villas palladianas, la basilica, el teatro olimpico… 

 

 

 

Así que nuestra ruta por la ciudad comenzará en la oficina de información turística, en la Piazza Matteotti, y desde ahí iremos parándonos en diferentes edificio de la ciudad.

Recomendamos esa visita a la oficina de información turística, donde aconsejan con buen criterio qué priorizar en el recorrido. Y como siempre, al menos en nuestro viaje por el Veneto, harán los mejores esfuerzos por comunicarse en español.

Hay pases que permiten visitar varios museos. Nosotros optamos por el pase de 4 museos y para una visita de un día nos parece perfecto, dado que hay tres obligados: el Teatro Olimpico, la Basilica Palladiana y la iglesia de Santa Corona.

Ante todo hemos de decir que tuvimos la suerte de visitar Vicenza en una época de muy poco turismo, sin colas, muy afortunados desde luego.

 

Teatro Olimpico de Andrea Palladio.

Llegamos al Teatro Olimpico sin saber muy bien qué esperar.

Esta es la última obra de Andrea Palladio y nos dejó boquiabiertos. La influencia de los teatros romanos es evidente, pero lo que sobre todo impresiona es que el escenario parece abrirse hacia atrás a tres calles, con una fachada neoclásica imponente.

 

 

 

De nuevo la fortuna de visitar Vicenza casi en soledad, nos permitió disfrutar de los ensayos de una ópera.

 

 

Merece comentar un momento la influencia de Palladio. Su influencia se basa, no ya solo en los edificios diseñados, sino en su obra “Cuatro libros de la Arquitectura”. Es arquitectura civil la que predomina en Vicenza (palacios, villas, etc.) pero también se prodigó con edificios religiosos como la imponente San Giorgio Maggiore de Venecia.

Es en el siglo XVIII cuando arquitectos ingleses y norteamericanos retoman su estilo. Y es por ello que multitud de palacios ingleses y haciendas de Norteamérica son “paladianas”, incluida la Casa Blanca en Washington.

 

Comienzo del Corso Palladio – Palacio Chiericati.

El centro urbano se organiza alrededor de una calle central, el Corso Palladio. Ahí se pueden ir encontrando varios de sus palacios, diseñados para las familias pudientes de Vicenza que habían visto las imponentes obras públicas como la Basilica y los otros edificios de la Piazza dei Signori.

 

 

Este palacio está en la Piazza Matteotti, al inicio justo del Corso Palladio. Tiene una característica, está elevado para protegerlo de las inundaciones que se producían en la época (siglo XVI).

El palacio alberga un museo de la ciudad que se puede visitar.

Desde el museo nosotros nos dirigimos hacia la Basilica, tomando el Corso Palladio y a los pocos metros desviándonos a la izquierda.

 

Piazza dei Signori y Basilica.

En esta Vicenza de la mano de Palladio, llegamos a la Piazza dei Signori.

Una puntualización antes de seguir nuestro recorrido. En todas las ciudades del Veneto que visitaremos en nuestros artículos habrá una Piazza dei Signori. En Verona, en Padua…

Y en todas ellas, o casi todas, encontraremos varios símbolos de la República de Venecia: el león alado de San Marcos (ya en las fachadas o en lo alto de una columna), el edificio del representante de la república en la ciudad (la loggia del capitaniato).

 

 

La Basilica de Vicenza es la obra en la que se pueden admirar algunas de las características clave de Palladio. La original había sido construida en el siglo XV en estilo gótico para albergar el gobierno local. Al derrumbarse parcialmente, se reconstruye en el siglo XVI y Palladio recibe el encargo.

En ella encontramos la loggia, es decir: la galería exterior conformada por arcos sobre columnas, techada y abierta en uno o más lados. Este elemento arquitectónico es característico de la Italia de los siglos XV y XVI. Y en este caso es un auténtico espectáculo.

A su lado la imponente Torre Bissara de 82m de altura.

La Basilica alberga exposiciones y se puede visitar.

 

 

Qué mejor que un recorrido visual por la Piazza dei Signori.

 

 

 

Un descanso para comer en Vicenza.

En nuestro recorrido por Vicenza paramos para comer. Y hemos de recomendar el sitio, porque nos encantó.

En los bajos de la Basilica hay un pasadizo, y en ese pasadizo está Bar Borsa. Excelentes tablas de embutidos y quesos regionales, insalatoni contundentes como les gustan a los italianos…

 

 

 

Siguiendo el Corso Palladio.

Una vez hecho ese descanso reanudamos el recorrido hacia el Corso Palladio, la vía principal de la ciudad.

Es aquí donde se pueden admirar varios de los palacios palladianos.

 

 

Es una delicia pasear por el Corso Palladio. Se nota que la actividad principal de la villa se centra allí. Encuentras alguna galería elegante.

 

 

Y también algunas sorpresas inesperadas

 

 

 

Seguimos por Vicenza de la mano de Andrea Palladio: Porta Castello y los Giardini Salvi.

Al final del Corso Palladio llegamos a la Piazza Castello y al propio castillo con su entrada a la parte antigua de la ciudad. Es más un ejemplo de la arquitectura de la antigua ciudad, con su Torrione.

 

 

Al lado de la Porta Castello encontramos los Giardini Salvi. Estos jardines datan del siglo XVI y en un extremo de los mismos se sitúa la Loggia Valmarana. Este edificio es de un discípulo de Palladio, pero forma parte del conjunto arquitectónico de la ciudad, digamos que del “conjunto palladiano”.

El canal que lo bordea está no muy bien conservado, requeriría un buen dragado y limpieza.

 

Vicenza de la mano de Andrea Palladio

 

 

De vuelta por el Corso Palladio a la Chiesa di Santa Corona.

Nosotros recorrimos el Corso Palladio para volver a uno de nuestros sitios elegidos para visita: la iglesia de Santa Corona.

Es esta una iglesia gótica, originariamente del siglo XIII y que también tiene vínculo con Andrea Palladio. Inicialmente fue enterrado aquí. Y además se encuentra en esta iglesia la capilla Valmarana, atribuida al arquitecto.

Valmarana aparece frecuentemente por la ciudad, habiendo sido una de las familias locales que actuaron de mecenas con el maestro Palladio.

 

 

 

 

 

Santuario di Monte Berico.

En este punto nosotros decidimos hacer una visita más en Vicenza. A las afueras de la ciudad y sobre una colina que la domina, se encuentra el Santuario de la Madonna di Monte Berico. Es necesario desplazarse en coche, eso sí.

Esta iglesia, que es basílica menor, merece una visita a su interior por sus obras pictóricas y frescos.

 

 

Pero no solo es eso. En la explanada que se extiende delante de su fachada se encuentra un mirador desde el que se puede disfrutar una panorámica completa de la ciudad de Vicenza.

 

 

Hasta aquí Vicenza de la mano de Andrea Palladio.

No es fácil resumir Vicenza. Nosotros la hemos condensado en una visita de un día. Por supuesto que en los alrededores están las villas palladianas, que sin duda recomendamos.

Ha sido esta nuestra primera incursión en el Veneto. Nos falta aún mucho que contar. Pronto volveremos con ello.

 

 

Más de El Viajero Accidental en Italia:

 

Nota del autor: “No he recibido ningún tipo de compensación (económica o no) por escribir este artículo, no tengo conexión material con las marcas, productos o servicios que he mencionado y mi opinión es independiente”

Print Friendly, PDF & Email