Comillas y Suances o el mar de La Tierruca. Hoy vamos a un paseo marinero por dos villas costeras de Cantabria, vamos a conocer aspectos no tan conocidos de ellas.

 

Comillas, villa ballenera y pesquera.

Muy conocida es la villa cántabra por su arquitectura monumental.  Famosos son el Palacio de Sobrellano, construido en el siglo XIX por el marqués de Comillas, el Capricho de Gaudí o su cementerio.

Y también es célebre por haber sido la primera localidad española con iluminación eléctrica, gracias a la visita del rey Alfonso XII en agosto de 1881. Antonio López y López, amigo del monarca y Marqués de Comillas, consigue que el rey viaje a Comillas con la reina María Cristina e incluso que se celebre allí un consejo de ministros.

Nosotros vamos a recorrer una parte igualmente hermosa de esta villa marinera. En concreto su puerto. Puerto pequeño, no de fácil acceso como describe masmar.net, ya que el dique que lo protege está construido sobre el arrecife. La entrada a la dársena es estrecha, así que con mala mar es un reto acceder a ella.

 

Comillas y Suances o el mar de La Tierruca

Vista del puerto de Comillas

 

El puerto de Comillas se desarrolló con cierta dificultad histórica. Tuvo que competir con el poderoso vecino del oeste, con San Vicente de la Barquera, que de hecho hasta el siglo XVI disfrutaba de actividad exclusiva en la zona (dos leguas al este y dos al oeste).

Es a partir de entonces cuando el desarrollo de Comillas como puerto pesquero, en especial ballenero, se materializa. Como puerto ballenero se convierte en el más poderoso del cantábrico en el siglo XVII, lo que permite la construcción de la iglesia parroquial y del ayuntamiento.

Nosotros nos acercamos hasta el final de este puerto histórico. Allí admiramos el fortín y las piezas de artillería, vestigio de su pasado esplendor.

 

 

El fortín se abre hacia el mar, brindando unas excelentes vistas del mar Cantábrico.

 

 

Al final del dique de abrigo, se encuentra su faro y el paseo hasta llegar al mismo es también muy agradable.

 

 

Desde el puerto se puede recorrer el paseo que va hasta la playa y aprovechar para saber más sobre el pasado pesquero y ballenero de Comillas. El ayuntamiento ha instalado una serie de totems informativos que indican la denominada “Ruta ballenera y pesquera”, además van ligados a una app y pueden servir de guía. La app es iComillas.

 

 

Nosotros rematamos la visita al puerto con una comida en el restaurante Mirando al mar, que no nos defraudó.

 

Comiendo en el puerto de Comillas

 

Suances, acantilados y literatura.

En nuestra visita a Cantabria la siguiente parada fue en Suances, uno de nuestros sitios preferidos.

Los acantilados de Suances son siempre uno de nuestros destinos en La Tierruca. Una maravilla acercarse a La Punta del Dichoso, desde donde las vistas de los acantilados de Tagle al oeste o El Faro y El Torco al este son espectaculares.

 

 

Y además Suances tiene un vínculo muy especial con El Viajero Accidental. Un vínculo fácilmente identificable desde el mirador de la playa de Los Locos. Se trata de la escritora María Oruña.

 

 

El Viajero Accidental entrevistó a María Oruña en Vigo en julio de 2019 sobre su libro Puerto Escondido. Esa entrevista se convirtió en uno de nuestros podcasts de lecturas viajeras en colaboración con El Libro Durmiente.

María es de ascendencia cántabra y sus novelas se sitúan en la zona de Suances-Santillana del Mar-Comillas. El éxito de sus novelas resultó en que en el verano de 2016 los Ayuntamientos de Suances, Comillas y Santillana del Mar acordaron realizar una Ruta Literaria Oficial de Puerto Escondido. En las Bibliotecas y Oficinas Municipales de Turismo de estos tres Ayuntamientos se facilitan trípticos gratuitos informativos, que incluyen fotografías, extractos de texto de la novela y mapa de los puntos a visitar. Esta ruta forma parte de la red de Rutas Literarias por Cantabria.

Así que el paseo por Los Locos nos trajo muy buenos recuerdos del tiempo pasado con la escritora.

Desde Los Locos bajamos hacia la playa de La Concha y el puerto:

Allí pudimos disfrutar de una tarde en la que el mar Cantábrico iba poco a poco ganando su típico carácter, dejándonos espectáculos como estos.

 

Mar y cielo a cual más espectacular en la playa de La Concha

 

Y a la entrada de la ría de San Martín ya batían las olas presagiando lo que luego sería una noche de galerna. A la izquierda la playa de la Concha, a la derecha al fondo la playa de Cuchía.

 

 

Hasta aquí nuestro recorrido por Comillas y Suances. Volveremos, esto solo es el comienzo de más recorridos y en más detalle por La Tierruca.

 

Links en este artículo:

primera localidad española con iluminación eléctrica

masmar.net

El puerto de Comillas

dique de abrigo

La app es iComillas

restaurante Mirando al mar

Suances

La Punta del Dichoso

la playa de Los Locos

la escritora María Oruña

libro Puerto Escondido

El Libro Durmiente

Ruta Literaria Oficial de Puerto Escondido

la playa de la Concha

 

Más sobre estas villas en El Viajero Accidental:

 

 

Nota del autor: “No he recibido ningún tipo de compensación (económica o no) por escribir este artículo, no tengo conexión material con las marcas, productos o servicios que he mencionado y mi opinión es independiente”

Print Friendly, PDF & Email