Últimos días en Sicilia
Segunda semana de marzo, más o menos…😉

¡Sicilia, últimos días por aquí!. ¡Y con sole! Ya estamos muy cerca de Palermo, de donde partiremos en ferry; y antes de eso, andamos descubriendo con gusto esta esquinita noroccidental de la gran isla con tanto que ofrecer.

Scopello, un pueblito-pueblito y sus farallones y su antigua ‘tonnara’…

 

Últimos días en Sicilia

Restos de la atunera de Scopello

 

Y la espectacular Reserva dello Zingaro, a la que ya nos acercamos desde San Vito; que tiene otra entrada por este lado. Un lugar fantástico para calzarse botas y mochila, cosa que hacemos encantados, claro…

 

 

 

 

 

Y tras estas lindas experiencias sicilianas, ya sólo nos queda…ir acercándonos a Palermo.

Cambiamos de opinión decenas de veces, para combinar las varias opciones posibles: que si será mejor quedarse en la propia ciudad, donde dicen que hay un “parcheggio custodito”, o bien en algún lugar más tranquilo de los alrededores, que si visitamos la ciudad o no, que si cogemos un ferry que va a Salerno o uno que va a Nápoles…Lo del ferry lo tenemos claro, porque hacer el mismo trayecto en furgo significa invertir tanto más tiempo como más dinero.

Al final, poco a poco, vamos haciendo encajar las piezas, o van colocándose ellas😉, y preferimos quedarnos en un sitio tranquilo cerca de Palermo, que se llama Sferracavallo. En realidad, es ya Palermo pero…no parece estar en la ciudad.

Tranquilo Camping degli Ulivi que, como su nombre indica, está entre olivos. Curioso curioso porque aparte de los olivos, el horizonte está rematado por unos espectaculares farallones rocosos que nos hacen parecer estar en…¡los Dolomitas!. Pero no, estamos exactamente en la otra punta de Italia, y a las puertas de la ciudad de Palermo, ¡quién lo iba a decir!

 

A gusto en Camping degli Ulivi, entre paredones rocosos y las habituales coladas…

 

Últimos días en Sicilia

 

Sferracavallo viene a ser como un barrio marinero, y también es la entrada de la Riserva Naturale di Capo Gallo, que es precisamente donde están estos majestuosos peñascos. Así que hemos acertado con la pernocta, y nos quedamos aquí tres noches. Desde aquí podemos ir al monte, a la ciudad…y no mover vehículo, ¡mucho mejor!
Sferracavallo tiene de todo pero a un ritmo mucho más tranquilo que ‘la city’. La atmósfera marinera y el telón de fondo rocoso lo convierten en un rincón majete…

Los habituales ‘furgoncini’ con las mercancías más variadas….

 

 

 

 

La reserva de Capo Gallo, bien cuidada y con muchos senderos aquí y allá.

 

 

 

 

Desde aquí a Palermo centro histórico tardamos una media hora en transporte público, y así nos evitamos el tráfico urbano en furgo.

Palermo nos sorprende, para bien. Que era más que rica en monumentos ya lo sabíamos, pero aparte de eso, yo me imaginaba una ciudad super caótica, un poco estilo Nápoles (al menos la Nápoles que yo viví hace ya unos cuantos años), pero la sensación es algo diferente.

En algunas cosas se dan un aire pero…también vemos zonas peatonales, mucha gente en bici, corriendo…y en el aspecto monumental es una pasada. Ciudad interesante, de fusiones,de aires árabes, de fantástica gastronomía, de alegre algarabía, de callejuelas, de monumentos majestuosos…en fin, pasamos un día muy chulo de ciudad.

 

 

 

 

 

Los chavales del camping son super serviciales, y nos gestionan vía informática el tema de nuestro ferry rumbo a la península italiana.

Nos encuentran una oferta con camarote y el destino al final, después de varias vueltas y revueltas entre Salerno o Civitavecchia o Nápoles, resulta ser…tachán tachán…¡Nápoles, Napoli, mi querida Napule!, seguro que así tenía que ser…mi retorno, casi veinte años después de haber vivido allí un inolvidable ‘año Erasmus’. Cuando pienso que en breve vamos a desembarcar en esta indescriptible ciudad, siento…emozione…molta emozione!

 

Antes de eso, el último día antes del embarque vamos a conocer la famosa Monreale, que sobre todo lo es por su catedral de estilo único árabe-normando.

Por fuera no parece tanto, pero realmente el interior, con sus increíbles mosaicos en tonos dorados, es totalmente fascinante. Y su historia es también única. “Remate” para nuestra estancia en Sicilia. Y en las calles de Monreale nos encontramos con una pareja francesa con la que estuvimos en Giardini Naxos, y dos parejas de italianos con los que coincidimos ya por tercera vez. ¡Más buenos encuentros!

 

Últimos días en Sicilia

Bonito exterior de la catedral de Monreale…aunque lo espectacular aguarda dentro…

 


Derroche de esplendor en los increíbles mosaicos dorados de Monreale

 

 

Últimos días en Sicilia

Monreale, un sitio chulo también para callejear…¡con niños y perros, charla asegurada!😉

 

 

Y con esto, decimos….ciao ciao a Sicilia, ‘Sicula’, ángulo italiano entre Europa y África y sí, terra di luce. Te dejamos con ‘sole’….è stato un piacere…arrivederci, bella isola! Han sido nuestros últimos días en Sicilia.

 

Sicilia también tiene un lado amargo…”la mafia da asco”, pintada en una calle de Sferracavallo

 

Últimos días en Sicilia….¡pero, a cambio, tantos otros aspectos tannn dulces!☺. como sus ‘cannoli siciliani’,deliciosos…

 

Sin duda…¡un lugar especial!

 

¡Veeeengaaa al ferry!…Esta vez viajamos “de luxe”, bien cómodos en nuestro mini-camarote.El ferry, grande y tranquilo y la travesía nocturna sin problemas. De todos los ferries que hemos cogido en este viaje, es el que más puntual sale y llega y todo resulta bastante fácil.

 

Antes de embarcar en el ferry ‘Raffaele Rubattino’, de la compañía napolitana Tirrenia

 

Si este ferry tiene de todo, yuuujjuu!☺

 

Un destino muy especial, nos espera al otro lado de este mar…

 

Últimos días en Sicilia

A los pies del Vesuvio existe una ciudad distinta de cualquier otra…
¡próxima parada, Nápoles!

 

Más Sicilia y más Italia en El Viajero Accidental:

 

Nota de la autora: “No he recibido ningún tipo de compensación (económica o no) por escribir este artículo, no tengo conexión material con las marcas, productos o servicios que he mencionado y mi opinión es independiente”

Print Friendly, PDF & Email