Hoy nos vamos de paseo por Coruña. Cuando llegué a A Coruña, en la década de los 90, y me incorporé a la Dirección Provincial del Organismo en el que trabajo comencé a descubrir por los despachos del edificio unos dibujos realmente bellos sobre rincones emblemáticos de la ciudad. Estaban firmados por José Ramón. Me interesé por ellos y al verme contemplándolos se me acercó Fina, la secretaria de Dirección, para contarme que José Ramón era un pintor coruñés muy querido y reconocido por los coruñeses.


 

Muchos años después me puse a bucear por Internet buscando inspiración para darle ideas a la “tía Cuca” que, a sus más de 90 años, nos sigue pintando lienzos a los que la queremos bien. De repente me encontré unas pinturas con motivos pesqueros y un colorido precioso que me encantaron. Me llamaron la atención los colores y la profusión de detalles ¡Impresionantes! Pero el asombro fue aún mayor cuando me volví a encontrar la misma firma: José Ramón.

 

¡Que manera más singular de imaginar de un plumazo las diferentes etapas por las que debió pasar su obra y la multitud de facetas de este pintor!

Desde que me metí en la aventura de El Viajero Accidental dedico muchas horas a sus redes sociales. La casualidad hizo que de repente, a través de Instagram, empezara a hablar con Ana Iglesias, una de las hijas de José Ramón, que lleva la cuenta alegría_delcolor cuyo nombre se corresponde además con la última colección del pintor ¡Por cierto, tanto las fotos del pintor como las de sus obras no las ha cedido Ana Iglesias. a quien damos las gracias! En El Viajero Accidental somos muy respetuosos con la propiedad de las fotografías… Las que corresponden a lugares de la ciudad están tomadas por una servidora.

 

Poco a poco a Ana Iglesias y a mí se nos fueron ocurriendo ideas. Ya le hemos dedicado el podcast “A Coruña de la mano del pintor José Ramón” que puedes escuchar aquí:

 

Y ahora tengo la intención de ponerle imágenes a todo lo que contamos en ese programa y nos vamos de paseo por Coruña.

Vamos a comenzar nuestro paseo en la Ciudad Vieja, “na Cidade Vella”.

¿Por qué comenzamos nuestro paseo en la Ciudad Vieja?

Comenzamos este paseo por Coruña en la Ciudad Vieja, en su parte alta, porque en ella fue donde nació José Ramón en el año 1939. Donde nació y donde vivió, concretamente en el nº9 de la calle Puerta de Aires, hasta que se casó en el año 1965. En esta misma calle, en un edificio solariego, residía y tenía su academia Lolita Díaz Baliño. Lolita era una gran dibujante, acuarelista e ilustradora, que fue su maestra de pintura. Estamos hablando de la que fue en 1938, junto con María Corredoira, la primera mujer miembro de la Real Academia Gallega de Bellas Artes. Fue también una de las primeras mujeres profesoras de la Escuela de Artes y Oficios de A Coruña.

 

Disfrutamos de este paseo por Coruña un domingo a primera hora de la mañana. Nos dirigimos por Puerta de Aires hacia la Colegiata de Santa María del Campo. Se trata de la iglesia medieval más importante de nuestra ciudad y una de las mejores muestras del románico en A Coruña.

La verdad es que es una auténtica gozada poderla contemplar con la tranquilidad que reina en la Ciudad Vieja al comenzar el día. Durante muchos años se mantuvo una bonita tradición en relación con esta iglesia como muestra de la devoción que le tenía la gente del mar. Dicha costumbre consistía en que los marineros al regresar a tierra realizaban una visita en señal de agradecimiento por haber arribado sin percances. Como muestra de esta vinculación está el hecho de que también es conocida como Santa María del Mar y que se haya sospechado incluso que fuera fundada por el gremio de mareantes.

Está declarada Bien de Interés Cultural desde 1931. Hay que destacar entre otros muchos detalles su pórtico principal ya que es el original. Su rosetón ojival es del siglo XIV y la Torre de las Campanas es del siglo XV. Hay muchos lugares en la Ciudad Vieja como rincones, iglesias y plazas que servían de inspiración a José Ramón y esta Colegiata fue una de ellas.

 

 

Desde aquí podemos coger la rúa de Santa María, de la que vemos un precioso dibujo del artista al comienzo del artículo, y en pocos minutos llegamos a una placita con mucho encanto que los coruñeses conocemos como la Plazuela de las Bárbaras, si bien su nombre oficial es la plaza de Santa Bárbara, con el convento que hoy en día está habitado por monjas clarisas. A las que por cierto, las novias o alguien cercano siguen llevando una docena de huevos para pedir que no llueva el día de su boda.

Esta plazuela era el lugar tradicional de celebración de las Fiestas del Rosario, dedicadas a la Patrona de la ciudad, y donde José Ramón fue pregonero en 1988 ¡Juzgad vosotros mismos y decidme si es o no un rincón en el que apetece quedarse un buen rato a contemplarlo!

 

A pocos metros de allí, siguiendo por la calle de Santa María llegamos a la plaza de Santo Domingo donde nos encontramos el convento y el colegio de Santo Domingo. Este convento de la orden de los dominicos, que se construyó durante el siglo XIII, fue destruido por los ingleses en el año 1589 en el ataque de la Invencible Inglesa. Francis Drake decidió no atacar Santander y dirigirse a La Coruña porque corría el rumor de que en la ciudad se custodiaba un fabuloso tesoro, cosa que era falsa, y porque, al ser el puerto coruñés punto de partida de muchas flotas españolas, la ciudad estaba bien dotada de reservas de víveres.

El convento, de estilo barroco, se reconstruyó en el siglo XVII dotándolo de su apariencia actual.

Esta plaza de Santo Domingo también tiene su significado en la vida del pintor José Ramón porque justo enfrente de la iglesia tuvo su primer estudio.

 

 

Desde aquí nos dirigimos al Jardín de San Carlos, que hoy en día es un jardín romántico pero que en el siglo XIV fue construido como castillo defensivo fuera de las murallas. Está declarado Conjunto Histórico Artístico junto con las murallas. En el centro del jardín está el monumento funerario del general escocés Sir John Moore que falleció en 1809 en la batalla de Elviña, en el marco de la Guerra de la Independencia, frente a las tropas napoleónicas francesas del general Soult mientras defendía el embarco del ejército inglés.

Lo recomendamos porque por su posición privilegiada nos ofrece desde su mirador unas estupendas vistas. Vemos el Castillo de San Antón y los antiguos cañones del siglo XIX, y el Hotel Finisterre, el único hotel de 5 estrellas de la ciudad, que en los años 90 fue todo decorado con acuarelas y obra gráfica de la colección “Galicia Artística y Monumental” de José Ramón.

 

Seguimos bajando las calles empedradas de la Ciudad Vieja y llegamos a la Plaza de Azcárraga. En el nº 6, en una casa con balcones que daban a la plaza, tenía el pintor José Ramón su casa-estudio desde el año 1965 hasta los años 80.

Enfrente está la iglesia más antigua de la ciudad dedicada al apóstol Santiago, siglo XII. Bajando por la calle que le da nombre a la iglesia, en el n.º 5, llegamos a su Galería de Arte. Fue el vínculo de unión entre el artista y el público durante casi 50 años hasta el 2016.

 

 

 

Descendemos un poco más por la calle Santiago y muy cerca vemos el mar y el Parrote. Así se llamaba la antigua zona de varaderos, antes de la construcción del paseo marítimo. El Parrote era uno de los lugares favoritos del pintor en su niñez y adolescencia. Se metía entre los barcos a pintar escenas de descarga de pescado, los rederos, la gente paseando… Esos barcos después serían plasmados en sus obras en colores vivos, sobre todo rojos y azules. Y hay una curiosidad que muy pocos conocen y que nos desveló su hija, Ana Iglesias: sus barcos llevan un nombre, Tete. El nombre de su musa, su mujer.

 

Paseo por Coruña con José Ramón reflejos en la dársena

 

En un paseo por A Coruña no podríamos dejar atrás la Plaza de María Pita, la heroína que defendió nuestra ciudad en la batalla contra la Invencible Inglesa de la que antes hablábamos. En esta plaza se sitúa el Ayuntamiento, de estilo ecléctico con decoración modernista.

Es un auténtico palacio y como tal tiene sus tesoros. Uno de ellos está en el Salón de Plenos donde José Ramón realizó, entre 1976 y  1980, los dibujos de las Tallas de la Historia de la ciudad, que van desde los orígenes en tiempos de Hércules hasta la visita de los anteriores reyes Juan Carlos y Sofía. Paralelamente, el Ayuntamiento regalaba el Libro de la Historia de la ciudad como regalo institucional. El pintor José Ramón recibió además el encargo de diseñar el Libro de Oro donde firmaban todas las personalidades ilustres que visitan la ciudad. Hoy en día se guarda en una vitrina acristalada en el Despacho Oficial. Finalmente en los años 2001 y 2012, la Sala de Exposiciones del Ayuntamiento expuso sus últimas obras bajo el título de “La Alegría del Color”.

 

Continuando con nuestro recorrido artístico en este paseo por Coruña, en la Avenida de la Marina se sitúa el edificio de la Autoridad Portuaria. Es un edificio con una historia muy destacada consistente en que en el año 1977 se le encargó el diseño de la Medalla conmemorativa del Centenario del Puerto como regalo institucional. En el año 2013, realizó el dibujo para la inauguración del Puerto exterior de Coruña en Langosteira. Para llegar finalmente a los Cantones: donde se encuentra el edificio de la ONCE decorado completamente con obra de José Ramón en 1991.

 

En El Viajero Accidental somos unos enamorados de conocer también los lugares donde tomar unos vinos, donde comer, donde divertirnos en las ciudades que visitamos. Algunos locales emblemáticos de A Coruña han tenido el privilegio de mostrar en sus paredes durante muchos años murales pintados por José Ramón, los más conocidos están muy céntricos. En concreto en la Calle Troncoso n.º 14 (detrás del ayuntamiento) está el Yéboles donde hay un mural de casi 8 metros pintado en 1970, que representa las labores del puerto y sus faenas. Otro en el desaparecido Restaurante O Piote 1970 en la esquina de la Avda de la Marina y siguiendo por la conocida zona de los vinos, en la calle Olmos había una bolera con un mural de dicha actividad pintado en 1983, hoy desaparecido.

 

Siguiendo con sus murales en este paseo por Coruña, el más espectacular está en el Concesionario Mercedes en la nacional VI. También hay que destacar el que pintó en la clínica Coruña Visión donde había sido operado años antes por el doctor Tábara.

 

Esperamos que hayáis disfrutado de este paseo por A Coruña siguiendo la pista del pintor José Ramón. Como os hemos dicho os recomendamos también el podcast que hemos dedicado a su obra.

¡Seguiremos recorriendo Galicia de cabo a rabo! Hasta pronto…

Nota de la autora: “No he recibido ningún tipo de compensación (económica o no) por escribir este artículo. No tengo conexión material con las marcas, productos o servicios que he mencionado y mi opinión es independiente”

 

OTRAS PUBLICACIONES SOBRE A CORUÑA:

 

MÁS ACTIVIDADES POR CORUÑA:

 

Print Friendly, PDF & Email