Luz en l’isola del sole y seguimos en Sicilia
Termina febrero, empieza marzo y…SIETE meses viajeros.

Sole siciliano, che bello sei! Los encantos sicilianos lucen más bonitos bajo tus rayos…
Bajo el sol y aún por el este costero, encontramos rincones como Marzamemi, en buen paisaje y buena compañía.

 

 

¡Un gusto despertar y lavarse la cara con agua marina! Y pasear, jugar…placeres sencillos…

 

 

 

 

A un paso de la interesante Reserva di Torre Vendicari. Luz en l’isola del sole y seguimos en Sicilia.

Costa preservada, aguas límpidas, arenas llenas de «bolas» de posidonia, una planta marina de gran importancia ecológica, de la que no sabíamos que sus raíces fueran así: según su tamaño, con apariencia de kiwis…¡o casi de cocos!
También, muchos senderos para caminar, mucha luz y restos de antiguas ‘tonnaras’, atuneras, que dan un signo distintivo al lugar.

 

Luz en l'isola del sole y seguimos en Sicilia

Humedales y pelícanos en la Reserva di Vendicari

 


¡Pequeña excursionista preparada!😊

 

 

Luz en l'isola del sole y seguimos en Sicilia

Restos de la antigua atunera de Vendicari

 

Luz en l'isola del sole y seguimos en Sicilia

¡Muuuchas bolas-raíces de posidonia!

 

¿Por dónde seguimos?

Hay tantas opciones…como ya nos van tocando tareas de lavandería, nos vamos al pequeño pueblo de Sampieri y su camping La Spiaggetta que, como su nombre indica, está al pie de una pequeña playa. Sigue el sol y la luz, que embellece el color dorado de las casas de piedra de Sampieri. Y también sopla un poco de viento, que curte nuestras pedaladas por estas costas luminosas.

 

Luces de tarde en Sampieri

 

Luz en l'isola del sole y seguimos en Sicilia

 

Camping La Spiaggetta, en Sampieri, y detrás de mí…¡la spiaggetta!😉

 

 

 

 

La luz también da un encanto especial al barroco siciliano de Scicli…

 

 

Una pequeña incursión en los verdes y rurales interiores sicilianos y el castillo de cuento de Donnafugata.

 

 

…y vuelta a las orillas marinas, con base en Marina di Ragusa y su área de autocaravanas gratuita donde, como siempre, encontramos interesantes charlas y compañías.
Tenemos tiempo casi veraniego y…¡ lo aprovechamos !

 

 

 

 

Parece mentira que den cambio de tiempo…si ya casi nos parece imposible ver Sicilia sin sol y esta luz, a la que ya nos hemos acostumbrado.

Pero dicen que vuelve a cambiar, y sí, que sí que aciertan, mecachissss. Y vaya que si cambia la cosa.
Nosotros tenemos idea de ir al interior montañoso isleño, y de momento llegamos a Piazza Armerina, con una preciosa luz de tarde. Fantástica Piazza Armerina con su callejuelas, decenas de iglesias y monumentos…¡dormimos en plena piazza del Duomo! Pernocta monumental y céntrica a tope. Sin problemas…

 


Atardece en plaza del Duomo, Piazza Armerina

 

 

Luz en l'isola del sole y seguimos en Sicilia

 

Muy cerca de aquí, y otro de los motivos para acercarse por esta zona, es ver algo…¡único en el mundo!

Al menos eso dicen, y yo no sé de otro lugar que haya nada parecido. Los mosaicos romanos de Villa del Casale, una villa romana de campaña del siglo VIIdC. Son increíbles por su cantidad, calidad y estado de conservación…»maaai visto», como dirían los italianos. Hay desde escenas cotidianas hasta estampas de caza, marinas, mitológicas, y hasta…¡unas famosísimas chicas en bikini!, que no se diferencia mucho del actual…si es que…no hemos inventado nada….😉

 

 

 

En Enna, pleno centro montañoso siciliano, ya sí nos pilla de lleno el anunciado temporal, y nos vemos en nuestra pequeña casita con ruedas oyendo la lluvia repiquetear bien fuerte y meciéndonos «ligeramente» con los envites del vendaval montañero.

Digo «ligeramente» porque por fortuna, otra vez estamos durmiendo, casualmente en…¡la piazza del Duomo!, así que nos protegen las casas, y, por supuesto, el majestuoso Duomo, del ventarrón que sopla ahí fuera…aquí dentro nooo problem!.

 

 


El Duomo mañanero desde la furgo…

 

La cosa no es muy grave, y al día siguiente, aunque bien fresquito, nos deja ver el paisaje desde el castillo de Enna, disfrutar de la vista del interior siciliano, que se extiende como un manto verde a nuestros pies, y acercarnos después al pueblillo de , justo enfrente de Enna y encaramado en el alto con fantásticas vistas….

 

 

 

Hasta aquí Luz en l’isola del sole y seguimos en Sicilia…y desde aquí, volveremos hacia el mar….rumbo oeste siciliano…en busca del calor y del sooooleeee…

 

 

 

Más de Marta, su familia y su autocaravana en el Viajero Accidental.

 

 

Nota de la autora: “No he recibido ningún tipo de compensación (económica o no) por escribir este artículo, no tengo conexión material con las marcas, productos o servicios que he mencionado y mi opinión es independiente”

Print Friendly, PDF & Email