A mediados del siglo XIX -y principios del XX- muchos fueron los gallegos que emigraron a hacer las Américas. Pero antes de que Buenos Aires se convirtiese en la quinta provincia gallega (que llegó a tener 100.000 gallegos censados en los años cincuenta del siglo pasado), Cuba fue el destino de esos gallegos ávidos de hacer fortuna.

Para muchos gallegos de entonces, un mundo de oportunidades les estaba esperando al otro lado del mar, o en eso confiaban. Por eso muchos jóvenes embarcan hacia los territorios de ultramar.

Ese es el caso de Antonio Fernández Fernández , conocido como “O Adriano”. El Adriano era un joven nacido en la parroquia de San Pedro de Eume (Puentes de García Rodríguez) en 1886, que a los 16 años de edad emigró a Cuba. Su objetivo era hacer fortuna como muchos mozos de su generación. Su nombre era Antonio, pero todo el mundo le llamaba haciendo referencia al nombre de su padre.

En la isla caribeña Adriano se enriqueció trabajando como contratista e incluso como arquitecto. Cuando decide retornar, por motivos de salud, se asienta en Barallobre, una parroquia del ayuntamiento de Fene.

 

Barallobre ubicada en la ría de Ferrol es el lugar donde funda unos pequeños astilleros en la ribera, edifica y pone en funcionamiento un cine y construye su vivienda en lo alto del terreno, lo que le permite divisar la ría de Ferrol.

Galicia cuenta con numerosas casas indianas, pero si una ejemplariza el deseo del emigrante de mostrar su éxito es la Casa de la Maleta.

El Adriano construye su casa incorporando nuevas técnicas y estilos arquitectónicos. La vivienda de estilo cosmopolita, es un símbolo ante sus vecinos de su éxito. Muestra su elevada posición económica adquirida en los territorios de ultramar.

 

En la parte superior de la Casa de la Maleta, Adriano se hizo representar como un hombre rico, vestido con traje, corbata y una cadena de oro cruzándole el chaleco. La figura, que lleva en uno de sus brazos una gabardina, está mirando al mar y a su lado en el suelo está la maleta.

Detalle de la Casa de la Maleta

 

La Casa de la Maleta tiene forma de flecha, lo que la dota de ocho fachadas. El Adriano no utilizó la teja para techarla, sino que optó por cubrirla con una gran terraza. En esta terraza dispuso una especie de templete que sirve de observatorio sobre la ría.

Ese templete es el elemento más característico y conocido de la casa, ya que en él está colocada la figura de “El Adriano”. Desde cierta distancia se puede ver cómo de la terraza sobresalen 8 columnas colocadas en círculo. Sobre ellas hay unos arcos que forman una bóveda en cuyo centro se sostiene la figura del propietario de la casa.

Terraza de la Casa de la Maleta

 

En el nombre de la casa “La perla del sur” Adriano hizo un guiño a la localidad cubana de Cienfuegos, el lugar en el que hizo su fortuna, que es conocida con ese nombre de la perla del sur. La verdad es que de nada sirvió porque la casa se conoce por el nombre de su morador y por la maleta.

Además de cuidar con mimo los detalles de la vivienda, como buen indiano concede mucha importancia a su jardín que cuenta con especies con ecos tropicales. El jardín tenía unas preciosas palmeras pero hoy ya no es así.

 

Como ya comentamos, en la misma parroquia en la que está la vivienda -Barallobre- el Adriano construyó un cine, que tiene dos plantas y disponía de una capacidad para 388 espectadores. Fue inaugurado en 1947 con la proyección de la película: Enemigo Publico Número 1 dirigida por George Cukor.

 

En la actualidad está abandonado, pero aún sirve para recrear escenarios cinematográficos. Recientemente lo hemos podido ver en la primera temporada de la serie “Rapa” de Movistar en la que aparecía en escena tanto su interior como su exterior. Eso sí, con un nombre diferente. Podéis contemplarlo en estos fotogramas de la serie.

 

Esperemos que no se pierda este edificio, que necesita rehabilitación, y todos podamos disfrutar de él. Por cierto se encuentra en la Estrada da Palma, la Carretera de La Palma que conduce al castillo del mismo nombre al que ya hemos dedicado un artículo.

Y hablando de más lugares a visitar en Barallobre os podéis pasar por el monumento al Caminante Desconocido, situado también en la Carretera de la Palma. Fue inaugurado por Otero Pedrayo en 1934. Consta de un pequeño templete central rodeado de bancos con nombres de personalidades gallegas y una pequeña biblioteca. Según reza en la página de Turismo de Fene tiene un doble sentido cultural y ecologista e intenta transmitir el mensaje de que el caminante debe cuidar el entorno por el que pasa.

 

Volviendo al tema de nuestro artículo pensamos que la arquitectura indiana es todo un patrimonio a conservar y potenciar como atractivo turístico. Desde El Viajero Accidental os seguiremos mostrando ejemplos que podéis contemplar en Galicia.

Por cierto la Casa de la Maleta en la actualidad se alquila como alojamiento turístico.

¡Hasta la próxima!

 

Nota de las autoras: “No hemos recibido ningún tipo de compensación (económica o no) por escribir este artículo. No tenemos conexión material con las marcas, productos o servicios que hemos mencionado y nuestra opinión es independiente”.

 

MÁS PUBLICACIONES SOBRE FERROLTERRA:

 

OTRAS ACTIVIDADES A REALIZAR EN LA ZONA:

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email