Una de las visitas obligadas en un viaje a Lanzarote es el Jardín de Cactus. La isla de los volcanes o la isla del fuego, como se conoce a Lanzarote, no se puede entender sin la figura del artista César Manrique.

El Jardín de Cactus fue la última obra de Manrique y se inauguró en 1991. Este artista nacido en Arrecife dejó una gran impronta en la isla. Fue el director artístico de varias creaciones arquitectónicas que se han convertido en iconos de Lanzarote. En una visita a la isla canaria más cercana a África sería interesante realizar una ruta siguiendo la obra de César Manrique. Una parada imprescindible sería, sin duda, este jardín.

Jardín de Cactus de Lanzarote

 

Está ubicado en el municipio de Teguise, en la localidad de Guatiza concretamente. Manrique construye esta obra en una antigua rofera. Quienes no seamos canarios podemos estar preguntándonos qué es una rofera ¿no? Pues bien, una rofera es una cantera, es el lugar de donde se extrae rofe que es la arena gruesa y rugosa de origen volcánico. Esta arena también es conocida como lapilli o picón. En Canarias es muy usual que los agricultores lo utilicen como capa superior de los terrenos cultivados porque conserva muy bien la humedad y permite que llegue a las raíces de las plantas.

Está rodeado de extensas plantaciones de chumberas, conocidas en Canarias como tuneras, dedicadas al cultivo de la chinchilla. Y si os estáis preguntando con qué objetivo cultivan este insecto os sorprenderá saber que el tinte natural de la chinchilla se utiliza para dar color a alimentos y bebidas y se usa también para elaborar productos cosméticos. La verdad es que parece un oasis vegetal en medio de ese terreno tan árido.

Entorno del Jardín de Cactus

 

Es un jardín botánico que resulta impresionante y difícil de imaginar hasta que lo contemplas. Muestra más de 450 especies de cactus de todo el mundo y tiene más de 10000 ejemplares distribuidos en un espacio circular y agrupados en 13 familias. Son más de 5000 metros cuadrados, muchos de ellos distribuidos en escalones en forma de anfiteatro ¡Se podría considerar un museo del cactus!

Llama la atención el contraste de color entre el rofe, el verde o amarillo de los cactus que destacan muchísimo en ese entorno, el azul del cielo, el agua de las lagunas con sus nenúfares… Es un ejemplo perfecto de arquitectura mimetizada con el paisaje.

 

Entre esas 450 especies diferentes que conforman este cactarium, seleccionadas por el botánico Estanislao González Ferrer, hay muchos ejemplares que llaman la atención. Encuentras cactus de lugares tan diversos como México, Perú, Tanzania o Madagascar por ejemplo y, por supuesto, muchos originarios del archipiélago canario.

 

Una especie que resulta curiosa, sobre todo por el nombre con el que se conoce familiarmente, es la que os mostramos en las siguientes fotos. Proviene de México y su nombre científico es Echinocactus Platyacanthus pero no imagináis como se conoce popularmente: asiento de suegra ¡Ahí lo dejo y opinad vosotros!

 

Como podéis comprobar hay diversidad de formas y colores y entre los cactus de vez en cuando emergen monolitos de ceniza volcánica que nos recuerdan el origen del terreno. Podríamos decir que este conjunto es una mezcla de paisajismo, arquitectura y escultura.

 

 

En este conjunto arquitectónico encontramos también un antiguo molino que preside el jardín como hemos podido ver en alguna de las fotografías. Fue edificado a comienzos del siglo XIX y se utilizaba para moler maíz con el que se elaboraba gofio. Fue restaurado por el Cabildo de Lanzarote después de comprar y amurallar el terreno en el que se encuentra el cactarium como peticiones de César Manrique.

 

Desde este molino se contempla una de las mejores panorámicas del Jardín de Cactus.

 

El Jardín de Cactus de Lanzarote, la última creación de César Manrique, está considerado Bien de Interés Cultural en la categoría de Jardín Histórico. Ello se debe a que conjuga y preserva valores patrimoniales, culturales y naturales.

Por todo lo que os hemos contado os recomendamos sin lugar a dudas esta visita en un viaje a Lanzarote.

¡Hasta pronto, viajeros accidentales!

Jardín de Cactus de César Manrique

 

Nota de la autora: “No he recibido ningún tipo de compensación (económica o no) por escribir este artículo y no tengo conexión material con las marcas, productos o servicios que he mencionado y por tanto, mi opinión es independiente”.

 

MÁS ISLAS CANARIAS EN EL VIAJERO ACCIDENTAL:

 

MAS PLANES EN LANZAROTE:

 

Loading

Print Friendly, PDF & Email