Dos días en Verona | Città Antica y una cena de ensueño. Vamos a continuar con nuestro recorrido por la ciudad que a nosotros nos enamoró por completo.

Seguimos en Verona y en este recorrido vamos desde San Zenón hasta la Ciudad Antigua.

 

 

 

Vamos a situarnos de nuevo en Verona.

Os adjuntamos este plano de nuestro recorrido. La ruta que nosotros elegimos es la que lleva por Corso Cavour de vuelta hacia el centro antiguo de la ciudad.

En nuestro primer artículo nos quedamos en la Basílica de San Zenón, y desde allí volvemos a Castelvecchio para tomar Corso Cavour, esa calle ya de residencias y palazzos de los siglos XVI a XVIII.

 

 

 

La calle de las mansiones, Corso Cavour.

Esta calle es esencial en la historia de la ciudad. Nos va a llevar hacia el centro histórico, puesto que discurre de oeste a este y nos hará llegar a la Porta Borsari.

 

 

 

Es a través de la Porta Borsari que accedemos a la ciudad más antigua y vamos a llegar a la Piazza delle Erbe.

Originalmente construida en tiempos del emperador Claudio, nos remonta por tanto al origen romano de Verona. Su actual nombre, Borsari, se refiere en realidad a los bursarii de la edad media que recaudaban los impuestos sobre la mercancía de bienes.

 

Dos días en Verona | Città Antica y una cena de ensueño

Porta Borsari

 

 

 

Llegamos a una de las grandes maravillas de Verona: la Piazza delle Erbe.

La Piazza delle Erbe, o literalmente Plaza de las Hierbas (la plaza del mercado) es el centro neurálgico de Verona, con permiso de la Piazza Brà (donde se encuentra la Arena).

Era originalmente el forum romano, y es ahora un centro bullicioso más orientado a los turistas, pero igualmente atractivo.

 

 

La plaza está dominada a un lado por la Torre dei Lamberti (antiguo ayuntamiento, al norte) y por su lado oeste por el barroco Palazzo Maffei.

Puestos de comida, fachadas de edificios que han mantenido frescos desde hace muuuchos años, cafés con sus terrazas a la plaza…no debes perderte la Piazza delle Erbe.

 

 

La Piazza dei Signori, poder y más poder.

 

 

Por debajo de unos elegantes arcos (L’arco della costa) y dejando a la derecha la Torre dei Lamberti (que se puede visitar y ofrece unas vistas magníficas), llegamos a la Piazza dei Signori.

Aquí llegamos a la escenificación del poder de Verona y de aquellos que gobernaron a Verona. En concreto, la Signoria Scaligera y la Serenissima Repubblica.  Es decir, en un primer momento en el medievo la familia Escala y después la república de Venecia.

Preside la plaza la estatua de Dante. Hablábamos ya en nuestro artículo anterior que la familia Scala había dado refugio al poeta tras su exilio de Florencia. Y aquí, en esta plaza, se pone de manifiesto ese apoyo de la entonces familia dominante.

 

Estatua de Dante y de fondo Loggia del Consiglio y Casa della Pietà

 

La Piazza dei Signori es fiel reflejo del poder, o más bien, de la evolución del poder en Verona.

Encontramos aquí la La Loggia del Consiglio (justo detrás de la estatua a la derecha), ejemplo magnífico de arquitectura renacentista en Verona. Este edificio daba Verona una “ilusión” de autogobierno frente a Venecia.

El Palazzo del Capitano, al fondo a la derecha justo antes de dejar la plaza por el extremo opuesto, era la residencia del auténtico poder. Es decir, il capitano de Venecia.

Y el bello Palazzo della Ragione, que al entrar en la plaza queda a nuestra derecha. Sede de la magistratura desde tiempos antiguos en Verona, su patio interior es una delicia y alberga ahora un museo.

 

 

 

Monumento Arche Scaligere.

Llegamos ahora en nuestros dos días en Verona | Città Antica y una cena de ensueño, al Arche Scaligere. En el extremo opuesto en la plaza a L’arco della costa, está este monumento funerario dedicado a la gran familia veronesa, los Scala.

Junto a la iglesia de Santa María Ática, se encuentra este conjunto de mausoleos de estilo gótico que alberga los restos de varios de los miembros de la familia que dominó breve, pero intensamente, los destinos de Verona: Cangrande I, Mastino II, Cansignorio

Otros ni siquiera están identificados. Se puede acceder al recinto y ser visitado.

 

 

 

Un recorrido por la ribera norte del Adigio y la catedral.

Desde aquí, nosotros decidimos dar un paseo por la ribera norte del Adigio y encaminarnos a la catedral.

 

 

Data la catedral de Verona (la Cattedrale di Santa Maria Matricolare o simplemente il duomo) del año 1187, y aunque originalmente de estilo románico, los añadidos han ido dándole diversas influencias.

La entrada se hace, y el recorrido empieza, por el baptisterio. Es la parte del complejo conocida como San Giovanni in Fonte. El baptisterio en sí es una obra maestra de la escultura de estilo románico situada en el centro de la iglesia, donde podrás apreciar muchas figuras esculpidas en todos los lados.

Desde el primer momento en que ingresas podrás apreciar una narrativa del bautismo de Cristo que puedes seguir en dirección contra-reloj hasta llegar al primer panel a la derecha del baptisterio. A nosotros nos encantó.

Destaca en el interior de la iglesia el uso del mármol.

 

 

 

 

Y para rematar, una cena inolvidable.

Y para terminar nuestro recorrido, nuestros Dos días en Verona | Città Antica y una cena de ensueño, descubrimos un sitio fantástico.

Se trata de Darì Ristorante & Enoteca donde no solo cenamos fenomenal, sino que además disfrutamos de un entorno para no perdérselo.

El dueño, Giuliano, nos mostró las diferentes salas y comedores. Para volver muchas veces.

 

 

 

 

Y terminamos aquí nuestros Dos días en Verona | Città Antica y una cena de ensueño. Nuestra pasión por el Véneto no acaba aquí. Seguiremos escribiendo y hablando de esta maravillosa región italiana.

Hasta pronto!!!!!

 

 

 

Más de El Viajero Accidental por el Véneto:

 

Nota del autor: “No he recibido ningún tipo de compensación (económica o no) por escribir este artículo, no tengo conexión material con las marcas, productos o servicios que he mencionado y mi opinión es independiente”

Print Friendly, PDF & Email