Senderismo por la Cabrera en Madrid. Volvemos a la sierra de Madrid, en este caso la Sierra Norte. Más senderismo y un poco de historia y arte. 

 

 

 

Primero nos vamos a situar en la Sierra Norte de Madrid.

Estamos en la localidad de La Cabrera, al norte de la Comunidad Autónoma de Madrid. La Cabrera está a los pies de la sierra a la que da nombre, a la sombra de El Cancho Gordo, que con sus 1.563 metros, señala el punto más alto de esta cordillera en miniatura.

 

 

La Cabrera se encuentra en la llamada Sierra Norte de Madrid. A nosotros nos parece que la Sierra Norte guarda excelentes tesoros y hemos escrito y hablado ya sobre ellos (por ejemplo El Frente del Agua, en Paredes de Buitrago). Así que en este artículo te contamos sobre La Cabrera y su Convento de San Antonio y San Julián.

 

 

Varias opciones de senderismo en La Cabrera.

En La Cabrera hay varias opciones de recorridos. Dos por la Dehesa de Roblellano, más centradas en la naturaleza, y la tercera que asciende hasta el Convento de San Antonio y San Julián con un contenido más histórico.

Pero hay bastantes más opciones a explorar que se adentran en la sierra que domina la villa.

Nosotros para disfrutarlo todo hicimos…una combinación, jajaja. Es una ruta no muy larga, aprox. 7,5km, y con una subida al Convento de San Antonio y San Julián que exige lo suficiente como para que después te encuentras con ganas de una buena comida. Aquí está la ruta:

 

Powered by Wikiloc

 

Recomendamos visitar la página de sierranortemadrid.org porque la información sobre toda la Sierra Norte de Madrid es excelente. Y cuando llegues a La Cabrera dirígete al centro de interpretación Villa San Roque.

 

 

Nosotros decidimos pues comenzar nuestro recorrido desde el centro de La Cabrera en dirección al Llano de San Antonio. Es decir, no tomamos el camino asfaltado que conduce directamente al convento.

Esto nos permitió recorrer una parte de naturaleza muy agradable.

 

 

 

Primeros pasos, formaciones rocosas.

Nuestros primeros pasos nos llevaron hasta una de esas formaciones rocosas típicas de la sierra. Y también a una brújula muy particular.

 

 

 

Y ya camino del Convento de San Antonio y San Julián.

La ascensión al convento se realiza por una pista asfaltada que no es muy dura, pero que permite ejercitar las piernas. Que se lo pregunten a los numerosos vecinos de la villa con los que nos cruzamos y que sin duda hacen uso de un privilegiado paseo entre pinares.

La ascensión está marcada por un vía crucis y ofrece vistas espectaculares hacia el sur y este, llegando a verse en la distancia el propio Madrid.

 

 

 

 

 

El Convento de San Antonio y San Julián.

Siguiendo nuestro recorrido particular, llegamos al camino asfaltado que lleva al Convento de San Antonio y San Julián.

Se encuentra situado en la falda del Cancho Gordo, a unos 1.190m de altura y a dos kilómetros del núcleo urbano de La Cabrera.

Se trata de un convento eremitorio, es decir, en alusión al lugar al que se retira y donde realiza sus actividades el eremita. Una palabra relativa a la arquitectura religiosa que provendría de la palabra eremita («ermitaño»).

Fue erigido originalmente en estilo románico por los monjes Benedictinos en el Siglo XII, cuyos restos son la iglesia de tres naves, crucero y cabecera de cinco ábsides semicirculares escalonados con cubierta de bóveda de cañón.

A principios del siglo XV hay una ampliación hecha por los Franciscanos de la que subsiste la torre y parte del cerramiento interno del convento. Con motivo de la invasión napoleónica, el convento se abandonó, restableciéndose en 1812 la vida comunitaria, aunque en 1835, debido a las leyes de desamortización y exclaustración, fue expropiado y vendido por el Estado, cayendo en el abandono.

Y dentro del complejo resaltar la iglesia románica de los siglos XI-XII, con tres naves, crucero y cinco capillas absidiales. Esta iglesia acoge algunas piezas de importante valor, como es un San Francisco del S.XVII, una Virgen con Niño de época renacentista y en el presbiterio dos pinturas, una Comunión de la Virgen del pintor Claudio Coello y un San Francisco.

 

 

El descenso de vuelta a La Cabrera es igualmente agradable. Pero dado que da al sur, recomendamos este recorrido en primavera u otoño.

 

 

De vuelta en La Cabrera, un poco de su historia y arte.

Es La Cabrera un punto estratégico en el camino hacia el norte para los madrileños y quienes pasan por la Comunidad.

Históricamente ha pertenecido al Señorío de Buitrago.

Los señoríos eran dominios territoriales que adjudicaban los Reyes a los grandes señores que intervinieron en la Reconquista de España y que fueron suprimidos por las Cortes de Cádiz en 1811.

En 1833 se hace una nueva división territorial de España, pasando los pueblos de Buitrago y su Tierra, entre ellos La Cabrera, a la provincia de Madrid.

Se incluyó La Cabrera en el Cuarto de Garganta, que comprendía también los pueblos de Mangirón, Las Navas, Lozoyuela y Sieteiglesias. Es todo entorno de gran belleza y vamos a hacer más recorridos por aquí, sin ninguna duda.

 

 

En el propio pueblo de La Cabrera nos encantó la iglesia parroquial Inmaculada Concepción. Se trata de una iglesia cuya nave principal hasta el arco de piedra data del siglo XVI, el presbiterio del siglo XVIII y la sacristía de la época de la posguerra.

A destacar que está levantada íntegramente en granito de la zona. En su interior, muy bien mantenido, se encuentran las imágenes de la Purísima Concepción, que da nombre a la iglesia, además de las de San Antonio y San Lucas, este último patrón del municipio, cuyas fiestas en su honor se hacen en octubre. En el altar mayor encontramos un Cristo y la imagen de Nuestra Señora del Carmen.

Se encuentra la iglesia en la Plaza de la Concordia, representada por tres personajes realizados en bronce, que representan a tres ilustres pensadores y escritores de los siglos XII y XIII.

Viene a reflejar la coexistencia entre entre cristianos, judíos y musulmanes en muchos lugares de España.

Los personajes representados son los siguientes:
-El cristiano es el Beato Raimundo Lulio (Mallorca 1232- 1316): filósofo, poeta, místico y teólogo de enorme importancia.
-El judío es Yehuda ha-Levi (Tudela 1070 – Jerusalén 1141): filósofo, médico y escritor judío de gran relieve.
-El musulmán es Ibn Quzmán (Córdoba 1079 -1160): uno de los más exquisitos poetas andalusíes.

 

Hasta aquí nuestro senderismo por La Cabrera en Madrid.

Pronto volveremos con más.

 

Más de El Viajero Accidental por la Sierra Norte de Madrid.

 

Nota del autor: “No he recibido ningún tipo de compensación (económica o no) por escribir este artículo, no tengo conexión material con las marcas, productos o servicios que he mencionado y mi opinión es independiente” 

Print Friendly, PDF & Email