Navidad en Aachen (Aquisgrán)

Navidad en Aachen (Aquisgrán)

Navidad en Aachen (Aquisgrán) es un artículo, un relato en realidad que nuestra nueva amiga y colaboradora Ana Claver nos ha mandado apenas bajada del avión. Un regalo de Navidad exquisito que esperamos que disfrutéis.

Siento como si de repente hubiese saltado dentro de un Christmas de los que enviaban los amigos alemanes de mi padre, aquellos que tenían lugar preferente entre los adornos de la chimenea.

Me siento como protagonista de un cuento de Navidad, paseando entre luces, guirnaldas y adornos navideños. El aroma de almendras garrapiñadas, crepes y vino caliente con especias impregna el aire. Me encanta pasear sin prisa, envuelta en una sinfonía de colores y de idiomas diferentes, inmersa en una marea multicultural de gente que comparte una misma mirada de ilusión.

Navidad en Aachen (Aquisgrán)

Me encanta pasear un año más por uno de los mercadillos de Navidad más bonitos de Europa. El Weihnachtsmarkt de Aachen, que en los últimos 10 años de sus 47 de vida, ha sido clasificado entre los 10 Top “European Best Christmas Markets”.

Mejor ir un día entre semana, para no coincidir de golpe con el millón y medio de visitantes que viene cada año.

Aachen es la ciudad más occidental de Alemania, en la frontera con Bélgica y Holanda, en lo que se llama “Dreiländereck”, la esquina de los tres países.

Un escenario histórico para este mercado de navidad, enmarcado por el Rathaus, el Ayuntamiento del siglo XIV y la Aachener Dom, patrimonio histórico de la humanidad, construida por orden de Carlomagno.

¿Que puedes encontrar en las 130 casetas del mercadillo?

Gorros y bufandas hechos a mano, vasos y jarras de cerveza en las que puedes grabar tu nombre, sombreros, cristales preciosos, jabones, joyas, cuchillos de Solingen, estrellas de papel, velas de colores, artículos de madera tallados, todo tipo de adornos navideños y figuritas para el belén…. … y las famosas “Aachener Printen” una especialidad de galletas navideñas que te sorprenderán por su sabor.

Navidad en Aachen (Aquisgrán)

No te puedes ir del mercadillo sin probar el Glühwein, un vino caliente con muchas especias que calma el frío de tus manos heladas y calienta el espíritu de los que lo beben. Es tradición compartir con los amigos la alegría de la Navidad bebiendo un Glüwein al salir del trabajo.

No importa el frío o la lluvia o la nieve, las horas pasan rápido en conversación y buena armonía. A pesar de los miles de visitantes, el Weihnachtsmarkt de Aachen conserva una atmósfera familiar y entrañable.

 

Hoy 23 de diciembre cierra sus puertas y en un día, con la eficacia que les caracteriza, retirarán las guirnaldas, las luces y las casetas, y se desvanecerá la magia de este cuento de Navidad. Los dos grandes muñecos con forma de galleta Printen que presiden su entrada, se despiden hasta el año que viene. El año que viene volverá la Navidad en Aachen (Aquisgrán). 

Links en este artículo:

El Weihnachtsmarkt de Aachen,

Aachener Dom, patrimonio histórico de la humanidad, construida por orden de Carlomagno.

“Aachener Printen” una especialidad de galletas navideñas

Más sobre la Navidad en El Viajero Accidental:

Nota de la autora: “No he recibido ningún tipo de compensación (económica o no) por escribir este artículo, no tengo conexión material con las marcas, productos o servicios que he mencionado y mi opinión es independiente”.

Print Friendly, PDF & Email

About the Author:

Leave A Comment