Guatemala por muchas razones

Guatemala por muchas razones

Se puede viajar por muchos motivos. Y si además es a Guatemala, las razones se amontonan. Yo os quiero contar mi viaje y estancia en Guatemala, por muchas razones. 

 

Las razones de mi viaje

Siempre había querido hacer voluntariado. No ya por mis estudios de psico-criminología, sino también por el interés de conocer algo distinto.

La oportunidad me la dio la ONG Hosjena. Creada en el año 2009, Hosjena ONG es una Asociación sin ánimo de lucro, de ámbito nacional, vinculada a la Congregación de HH. Hospitalarias de Jesús Nazareno, Franciscanas. Sus actividades son diversas:

  • Organización de grupos de voluntarios para la realización de servicios estables de atención a los más desfavorecidos.
  • Implicación en el desarrollo de los países de América Latina mediante la realización de proyectos concretos, apertura de campos de trabajo y realización de campañas en favor de situaciones de emergencia, suscitando la sensibilización sobre la problemática de aquellos países.
  • Programación de actividades de encuentro, formativas y culturales relacionadas con los fines de la Asociación.
  • Publicación de materiales para la difusión de la Asociación y cualesquiera otras actividades o iniciativas que redunden en el logro de sus fines.

Y para Guatemala que nos fuimos los cuatro voluntarios.

 

Guatemala por muchas razones

 

 

Un poco de historia

Guatemala durante la dominación española, que duró casi 300 años, fue una región de carácter estratégico (Capitanía General del Reino de Guatemala), formando parte del Virreinato de la Nueva España. La Capitanía General de Guatemala se extendía desde la región de Chiapas (en la actualidad perteneciente a México) hasta la actual Costa Rica. Sus divisiones políticas variarían con frecuencia, lo mismo que las fronteras entre las diversas provincias.

Tras su independencia de España en 1821, año en el que se constituyó como Reino de Guatemala, lo que hoy es Guatemala pasó a formar parte del Primer Imperio Mexicano así como también de la República Federal de Centro América; no siendo hasta el año 1847 cuando fue establecida la actual república. Tras el triunfo de una reforma liberal en 1871 se establecieron una serie de regímenes dictatoriales y poco democráticos hasta 1944, año en el que sucedió la Revolución de Guatemala de 1944. Dicha revolución perduró hasta el año 1954, año en el que un movimiento de liberación nacional retomó el poder del país y precipitó al país a una guerra civil, también llamado “el conflicto armado interno de Guatemala”, que duró de 1960 a 1996.

Ya en el Siglo XXI, Guatemala contó con una política económica relativamente estable que lo posiciona actualmente como la novena economía en Latinoamérica.​Pero los niveles de pobreza y desigualdad de ingresos siguen siendo altos, con una renta per cápita de unos 5.000 dólares, cuando por ejemplo la de España es de unos 40.000 dólares. Es decir, la octava parte y mucho más desigualmente repartida.

El colegio de HOSJENA en Guazacapán

Guazacapán (del nahuatl en lengua local, significa «río de zacate») es un municipio ubicado en el departamento de Santa Rosa, a 112 kilómetros al sureste de la Ciudad de Guatemala. Está muy cerca del Océano Pacífico.

Como os podéis suponer no es fácil llegar hasta allí. Vuelo Madrid – Ciudad de Guatemala directo de 13 horas y después en coche unas 4/5 horas.  El departamento de Santa Rosa es uno de los más seguros de Guatemala, aún así nosotros íbamos acompañados constantemente por las religiosas de la congregación. Guatemala sufre la violencia que es un mal endémico de la mayoría de los países de Centroamérica, aunque de forma desigualmente repartida.

Y allí llegamos, al colegio de HOSJENA:

 

 

Nuestro voluntariado consistía en dar clases a los niños que asisten a este colegio. Nos levantábamos sobre las 6/6.30, desayunábamos en nuestra casa y luego íbamos a casa de las hermanas para irnos todos juntos al colegio. A las 7 empezaban las clases y todos los lunes hacían jura de bandera. Cada uno tenía un horario y unas clases que dar, yo estaba en lo que aquí seria segundo de infantil. Y ellos terminaban a las 12.30, pero eso era en función del nivel, los más mayores terminaban más tarde. Allí solo hay hasta tercero de la ESO. Y luego por la tarde dependía del día, o nos quedábamos en casa ayudando o íbamos con las hermanas a ver a algunas familias, o si no volvíamos al cole si había algo que hacer.

Guazacapán es un municipio pobre, con pocos recursos y muy pocas infraestructuras, no digamos ya educativas:

 

 

Aparte de las propias clases, también ayudábamos en las excursiones que hacían los escolares, por ejemplo a algunos parques naturales como Pino dulce Parque Ecológico:

 

 

Y también otras visitas con los escolares a pueblos cercanos, como en este caso a Santa Rosa de Lima:

 

La naturaleza en Guatemala

Y tuvimos la gran suerte de poder visitar algunas de las maravillas naturales de este país.

Sin duda la que más nos gustó fue el Lago de Atitlán. Está ubicado en el departamento de Sololá, a 144 kms. de la Ciudad de Guatemala y es uno de los atractivos conocidos de Guatemala. Tres espectaculares volcanes, Tolimán, Atitlán y San Pedro, forman el marco natural del Lago. Tiene una superficie de 125 km cuadrados y está situado a 1,560 metros sobre el nivel del mar.

Pero con palabras no se puede describir:

 

 

Y por muchas fotos que pueda poner, siempre me quedaré corta:

 

 

Y en segundo lugar, pero muy cerca está la excursión a las playas del Pacífico, a Monterrico Playa Hawaii. Para llegar a las playas nos subimos en unas barcazas que nos llevaron por los manglares. Un recorrido precioso a la vez que algo inquietante por el estado de las barcazas.

 

 

De las playas del Pacífico nos sorprendieron varias cosas. Lo primero la arena volcánica, y lo segundo lo peligrosas que son. Corrientes muy fuertes, al tiempo que un agua muy templada.

 

 

Visitando la ciudad de Antigua Guatemala

También hicimos una visita a la ciudad de Antigua Guatemala.

La ciudad de Santiago de los Caballeros de Guatemala, cuyo nombre oficial e histórico es Muy Noble y Muy Leal Ciudad de Santiago de los Caballeros de Guatemala y popularmente nombrada en la actualidad como Antigua Guatemala. Es un importante destino turístico guatemalteco por su bien preservada arquitectura barroca española con fachadas barrocas del Nuevo Mundo, así como un gran número de ruinas de iglesias católicas, incluso aún después de que sus estructuras fueran dañadas por el abandono en que estuvieron entre 1776 y 1940,  y por los terremotos de 1874,  1917​ y de 1976. También es reconocida por las procesiones de Semana Santa que se han realizado anualmente desde antes del traslado de la capital a la Nueva Guatemala.

 

 

Algunas cosas más de Guatemala

Guatemala también nos regaló otras cosas. Como por ejemplo la comida, rica y como la que conocemos de México (con su propia personalidad):

 

 

Desayunos potentes (pasta de frijoles, plátano frito, revuelto de huevos, queso , tortillas de maíz) y más tacos:

 

 

Y por todas partes frutas exuberantes que no sabíamos exactamente qué eran:

 

 

Y no hay que olvidar que es una zona también con cierto peligro, que se lo digan a mi amigo Alejandro y su amigo el escorpión:

 

Una experiencia inolvidable

“Un voluntariado te cambia la vida”, fue la frase que más recuerdo escuchar los meses antes de irme, antes de saber que todas esas personas que me lo decían estaban en lo cierto. Sin embargo, solo si tienes la suerte de vivir algo así en primera persona terminas por entender el verdadero significado de esa frase.

 

Guatemala por muchas razones

Al volver todo el mundo me hacía la que, supongo, es la pregunta más repetida tras un voluntariado: ¿Qué es lo que más te ha impactado? o ¿qué es lo que te ha enseñado este voluntariado? Yo siempre decía lo mismo: lo que menos me impactó fue la pobreza. Desde pequeña en mi colegio me han concienciado de la situación que había al otro lado del mundo, por lo que iba muy mentalizada en ese aspecto.

Sin duda, me quedo con cuatro cosas: 1. Lo interiorizada y normalizada que tienen la muerte (desde un niño de 6 años que te cuenta que a su padre le pegaron un tiro injustamente, hasta una madre que trata de entender a los que asesinaron a su hijo por envidia). 2. La generosidad de los que menos tienen y quieren dártelo todo (no había día que no nos dieran las gracias por estar allí ayudándoles). 3. Aprender a vivir día a día, como si cada día estuviese siendo el último. 4. Valorar cosas que hasta entonces había dado por hecho en mi vida (la libertad de salir a la calle sea la hora que sea sin depender de otra persona para ir acompañada).

Aunque me gustaría recalcar que un voluntariado no es fácil a nivel psicológico. Fue un mes lleno de nuevas experiencias que hasta entonces no había conocido y que me costó integrar.
En palabras de mi amiga Ainhoa: Guatemala fue ese sitio donde fuimos a enseñar y ellos fueron los que nos dieron mayores lecciones de vida.

 

Guatemala por muchas razones

Vestidos típicos

 

Vínculos en este artículo:

ONG Hosjena

Guazacapán

Lago de Atitlán

los manglares

Antigua Guatemala

 

Más sobre Centroamérica en el Viajero Accidental:

 

Nota de la autora: “No he recibido ningún tipo de compensación (económica o no) por escribir este artículo, no tengo conexión material con las marcas, productos o servicios que he mencionado y mi opinión es independiente”

Print Friendly, PDF & Email

About the Author:

Leave A Comment