Venecia Palazzo Ducale y Basilica de San Marco. Hoy nuestra tercera entrega del recorrido por Venecia. 

Te va a encantar, mucha historia acumulada en la Serenisima, como se llamaba a la República veneciana.

Vamos allá!!!!

 

 

 

El Palazzo Ducale, historia pura de Venecia.

Nuestro recorrido por el Palazzo nos llevó una mañana. Pero puede llevarte días…

Para empezar, detente en la Torre dell’Orologio, esa maravilla en la plaza de San Marcos, con ese león alado que simbolizó desde tiempos históricos a la República de Venecia.

 

 

 

¿Qué es el Palazzo Ducale?

El Palacio Ducal de Venecia se sitúa en el extremo oriental de la plaza de San Marcos, en el sestiere de San Marco.

Fue residencia de los dux, magistrados supremos y máximos dirigentes de la República de Venecia, sede del gobierno y de la corte de justicia y prisión de la República veneciana.

¡¡Cuántas cosas al tiempo!!!

¿Quiénes eran los Dux?

 

Eran los magistrados supremos y máximos dirigentes de la República de Venecia durante más de mil años, entre los siglos viii y xviii. Su origen se remonta a los tiempos de control del Imperio bizantino en Venecia.

 

 

 

¿Por qué esa importancia del Dux?

Importancia relativa. El Dux nunca fue capaz de crar una dinastía y en realidad estaba controlado por la aristocracia.

A partir del siglo xii, la aristocracia logró limitar las facultades del dux en amplios aspectos; al asumir el cargo, el dux debía prestar juramento por el que acataba la supremacía constitucional sobre la personal.

Venecia era de facto una república aristocrática: un dux no podía conceder audiencias o abrir correspondencia gubernamental sin la presencia del Consejo de los Diez o de otros órganos colegiados, y tampoco se le permitía pasar el tiempo fuera del Palacio Ducal salvo para actos públicos o expediciones militares, de manera tal que estaba sujeto en la práctica a la vigilancia y el espionaje de sus propios subordinados.

El último dux, Ludovico Manin, fue depuesto cuando Napoleón conquistó el norte de Italia y tropas francesas tomaron Venecia en mayo de 1797.

 

 

 

¿Qué se puede disfrutar en el Palazzo Ducale?

El Palacio Ducal se desarrolla sobre tres alas en torno a los lados de un amplio patio central porticado, el cuarto lado estaría constituido por el cuerpo lateral de la basílica de San Marcos, antigua capilla palatina.

Las fachadas principales, una frente a la plaza de San Marcos y otra frente al bacino di San Marco, presentan dimensiones muy parecidas. La parte más antigua del palacio es el ala que da a la laguna.

En 1438–1442, Giovanni Bon y Bartolomeo Bon construyeron y adornaron la Porta della Carta («Puerta del Papel»), que servía como entrada ceremonial al edificio. La entrada principal recibe este nombre porque en ella se exponían los decretos oficiales, o quizá es donde los escribanos públicos establecían sus pupitres.

Hoy en día, la entrada pública al Palacio Ducal es a través de la Porta del Frumento, en la fachada del edificio que da al canal.

 

 

 

 

Entramos en el Palazzo.

El patio sin duda le dota al Palazzo de una entrada impresionante.

En un extremo del pórtico se abre la conocida escalera, Scala dei Giganti, erigida entre los años 1483 y el 1485.

Debe su nombre a las dos estatuas marmóreas de Sansovino representando a Marte y Neptuno que datan de 1567. Los escalones monumentales unen el patio con la galería interior del primer piso y era el lugar donde se representaba la coronación de los dogos.

Y queremos mencionar dos puntos clave en la visita:

Las salas del Dux: como por ejemplo la sala del “Scudo” debe su nombre al escudo del Dux reinante que se exhibía aquí mientras concedía audiencias y recibía invitados. Es la sala más grande de los apartamentos del Dux y ocupa toda la anchura de esta ala del palacio. La sala se utilizaba como sala de recepción y su decoración con grandes mapas geográficos pretendía subrayar la gloriosa tradición que estaba en la base del poder veneciano.

Y las salas de los pisos superiores donde se celebraban las reuniones del Senado y del Gran Consejo. Las cámaras institucionales, muy importantes dada la compleja estructura política veneciana.

 

 

 

Puente de los Suspiros y las nuevas cárceles.

¿Cómo no hablar del Puente de los Suspiros?

El famoso nombre del puente data del periodo romántico y se supone que hace referencia a los suspiros de los presos que, al pasar de la sala de audiencias a la celda en la que cumplirían su condena, echaban un último vistazo a la libertad al vislumbrar la laguna y la San Giorgio a través de las pequeñas ventanas.

A mediados del siglo xvi, se decidió construir una nueva estructura al otro lado del canal, al lado del palacio, que albergaría las prisiones y las cámaras de los magistrados, conocida como la Notte al Criminal. El edificio, unido al palacio por el Puente de los Suspiros, pretendía mejorar las condiciones de los presos con celdas más grandes, luminosas y ventiladas.

 

 

Venecia Palazzo Ducale y Basilica de San Marcos

 

 

Nos vamos ya a la Basilica de San Marco.

La basílica de San Marcos es el principal templo católico de la ciudad.

Una obra maestra de la arquitectura bizantina en el Véneto. Posee el rango de catedral y también el de iglesia patriarcal, además del de basílica.

La construcción de la basílica original fue iniciada en el año 828 y finalizada en el año 832, para albergar supuestas reliquias de san Marcos el Evangelista robadas de Alejandría.

La iglesia fue quemada en un motín en el año 975 y reconstruida en el siglo xi por arquitectos y obreros de Constantinopla. Las obras de la actual basílica de estilo bizantino se iniciaron hacia 1063. Fue modificada también en los siglos xv y xvii.

 

 

Una ley de la República Veneciana imponía como tributo que los mercaderes afortunados, después de hacer negocios provechosos, hicieran un regalo para embellecer San Marcos.

De ahí la variedad de estilos y materiales. Su decoración intacta de mosaicos, mantiene las características del estilo bizantino, casi que en mayor medida que las propias iglesias de Constantinopla, que fueron blanqueadas por los turcos, o las de Salónica, ahumadas por los incendios.

 

 

 

El interior de la Basilica.

La construcción, realizada en ladrillo en su mayor parte, se recubrió con mármoles orientales, esculturas, bronces, mosaicos y columnas para dar una impresión de lujo y suntuosidad. Destaca el empleo del oro en los mosaicos, que dotan de una calidez enorme al interior.

La basílica tiene tres naves. En la nave central, en el reverso del tímpano de la portada principal, hay un mosaico del siglo xiii que representa a Cristo, la Virgen y san Marcos.

Detrás del altar mayor se encuentra la Pala d’Oro, trabajo de orfebrería bizantina y veneciana realizado entre los siglos x y xiv. Este retablo fue confeccionado con esmaltes engastados en monturas de oro y plata adornadas con piedras preciosas.

 

 

 

 

Hasta aquí nuestro inolvidable recorrido por Venecia.

La verdad es que fue una suerte enorme poder recorrer el Véneto con muy pocos turistas…y hemos querido compartiro contigo.

Esperamos que te haya gustado.

 

Más de El Viajero Accidental en Venecia:

 

Nota del autor: “No he recibido ningún tipo de compensación (económica o no) por escribir este artículo, no tengo conexión material con las marcas, productos o servicios que he mencionado y mi opinión es independiente”

Print Friendly, PDF & Email