Turquía entre oriente y occidente

Turquía entre oriente y occidente

Turquía entre oriente y occidente. Con Marta y su familia llegamos a Turquía. Nos vamos a quedar con ellos en este gran país durante varios artículos. Empezamos hoy con este que es una presentación de lo mucho que vivieron con su autocaravana entre oriente y occidente.

 

Turquía, entre oriente y occidente

 

A un lado Europa, al otro Asia, de frente el camino…

Estábamos a mediados de noviembre, y en un día de niebla cruzamos otra frontera más, aunque ésta se nos hacía “especialmente especial”, entre Bulgaria y Turquía. Un poco más de tiempo y de trámites que en otras fronteras, y ya estamos…

Como si necesitáramos una pequeña “preparación”, un respiro, antes de avanzar más, paramos un par de noches en nuestro primer camping turco, ahora a orillas de otro mar…el Mar de Mármara. Misma agua, muchos mares.

 

Colada frente al Mar de Mármara

 

Intensas horas haciendo coladas, reorganizando, recapitulando, reestructurando…porque en los viajes largos, algo de esto de vez en cuando se impone también.

Respiramos hondo, miramos para adelante, seguimos y….parece que esta inigualable ciudad llamada Estambul es el lugar perfecto para ser conscientes primero, y celebrar después, que hacía casi cuatro meses que salimos de casa viviendo ilusionados un sueño, y que, despacito, poco a poco, paso a paso, recorriendo países, paisajes, paisanajes y también itinerarios (o derivas) personales, habíamos llegado hasta aquí, un hito en nuestro viaje, este lugar mágico que separa-une Europa y Asia.

 

 

No importa ser tan poco urbanitas como nosotros: Estambul engancha igual.

 

 

Días de callejear, de disfrutar, de saborear…y con la suerte de compañía de nuestro amigo Vicente Ahumada, que nos descubrió lugares, facilitó itinerarios, hizo mil encargos varios (una vez aquí, y ya mucho antes de venir…,), desde ayudado con teléfonos móviles y relojes, hasta revelado los mejores pescados y kebaps…fue también nuestro chófer y fotógrafo…y por supuesto, nuestro compañero de charlas y risas…¡infinitas gracias amigo, las cosas buenas, en buena compañía, saben aún mucho mejor!☺.

 

Bazarando con Vicente Ahumada

 

 

También, desde un emplazamiento privilegiado, el parking de autocaravanas de Estambul, a la orilla del Bósforo y con vistas a la mezquita Azul, conocimos a otra familia viajera con la que esperamos coincidir en más momentos de este periplo…¡cuánto gusta poder compartir sonriendo con personas de parecidos planes y sueños!….otro regalito de esta ciudad especial, histórica, frenética, mística, lugar de encuentro y fusiones, síntesis de nuevo y viejo, de alma eterna y nuevos retos.

 

 

Estambul nos dejó el sabor del perfecto comienzo para la nueva etapa del viaje que…continúa….¡gran Turquía, mucho por descubrir!.

Vamos, seguimos, caminamos, viajamos, VIVIMOS…

 

 

Links en este artículo:

Estambul

Otros artículos de Marta Sánchez en el Viajero Accidental

 

Nota de la autora: “No he recibido ningún tipo de compensación (económica o no) por escribir este artículo, no tengo conexión material con las marcas, productos o servicios que he mencionado y mi opinión es independiente”

Print Friendly, PDF & Email

About the Author:

Leave A Comment