Hace unos días leía en prensa una noticia cuyo titular era «Se vende palacio de cuento a orillas del Miño por 25 millones». Inmediatamente reconocí en la foto el Palacio de Brejoeira que conocí durante mis últimas vacaciones en Portugal, y hoy os voy a hablar de él.

Estando en Monção degustanto un estupendo bacalhau nos llegó un whatsapp de una amiga recomendándonos que si estábamos en Monção debíamos acercarnos a conocer el Palacio de Brejoeira.

 

Así que no lo dudamos y tras la sobremesa pusimos rumbo a la freguesía de Pinheiros, en el mismo municipio de Monção. Por si alguien desconoce la organización administrativa de los concelhos o municipios portugueses aclararemos que las freguesías, cuya traducción literal sería feligresías, equivalen a las parroquias en las que se dividen los concellos gallegos.

Para situarnos, Monção se ubica en el distrito de Viana do Castelo, en la región Norte, y pertenece a la comunidad intermunicipal de Alto Minho.

 

En la freguesía de Pinheiros, en plena carretera nacional 101 que conduce a Ponte da Barca, se encuentra este palacio que es marca de identidad de la zona de Moncão. Se trata de una construcción grandiosa de estilo neoclásico, con influencias barrocas, de principios del siglo XIX.

Se inicia su construcción en 1806 en una quinta de familia llamada Quinta do Vale da Rosa. Fue mandado construir por Luis Pereira Velho de Moscoso que era un rico mayorazgo, hidalgo de la Casa Real y caballero de la orden de Cristo. Su arquitecto fue Carlos Amarante, autor del Bom Jesus do Monte de Braga. Dice el historiador Ernesto Portugués que fue construido a imitación del Palacio de Ajuda de Lisboa porque Luis Pereira quiso traerse un pedacito de la capital a este Quinta do Vale da Rosa. Las obras concluyen en 1834.

 

Fue declarado Monumento Nacional en 1910. En 1908 su 2º propietario, Pedro María da Fonseca Araujo, que era comerciante y presidente de la Asociación del Comercio había comenzado las obras de restauración y remodelación que incluyeron el teatro, la modificación de las paredes del atrio y la colocación de azulejos en las escaleras. En lo que se refiere al exterior reformó los jardines y el bosque, rico en especies exóticas, donde construyó un lago. Es tan suntuoso por dentro como por fuera.

Araujo lo dotó de electricidad y telégrafo en 1910 lo cual fue toda una seña de modernidad y un hito.

 

Es una casa señorial al estilo de la época con altos muros y rodeada de un frondoso parque. Realmente es un conjunto compuesto por palacio, capilla, bodega antigua, jardines, bosques y viñedos. La verdad es que es una joya en el valle del Miño que resulta impresionante. La fantástica entrada a la finca tal y como la conocemos hoy en día data del año 1912. Anteriormente se accedía por el Jardín de las Camelias.

 

Pero vayamos poco a poco y empecemos por el palacio en sí. El palacio tiene forma de L y dispone de 3 torreones.

En el interior del palacio nos vamos a ir encontrando durante la visita guiada, que os recomendamos, distintas salas decoradas en estilo neoclásico. En una de ellas nos cuentan que se reunieron Franco y Salazar y fue donde se conocieron ambos dictadores en el año 1950. De este recorrido por el interior sólo os mostraremos las fotos que pudimos hacer en la entrada porque respetamos la prohibición de hacer fotos en las estancias del palacio durante la visita.

 

Entre lo más sorprendente os encontraréis un pequeño teatro, el Teatro Apolo. Se trata de una miniatura perfecta de un teatro en cuyo escenario se muestra como fondo el propio palacio.

Otra de las estancias que también llama la atención es el Jardín de Invierno en cuyo centro encontramos un busto del rey Manuel II, el último monarca de Portugal. Os lo mostramos desde el exterior. Una vez realizada la visita al interior del palacio el recorrido continúa por los jardines. Son jardines de estilo inglés con árboles centenarios.

 

La Quinta da Brejoeira se extiende a lo largo de 30 hectáreas. De ellas, 18 hectáreas están cultivadas con viñedos de alvarinho, 8 hectáreas están ocupadas por bosques y las 4 restantes alojan edificios y jardines.

El Jardín de las Camelias era su antigua entrada antes de construirse la que conocemos hoy en día y de la que antes os hablábamos.

Impresiona la Alameda de unos 300 metros y es muy agradable caminar por la Avenida de los Tilos. La variedad de árboles es grande, pudiendo contemplar araucarias, secouyas, papiros, cedros atlánticos…

En la parte trasera de la casa encontramos diversos jardines comunicados por escaleras entre los que podemos destacar el Jardín de los Cisnes.

 

Otra de las estancias que se visitan y que no podemos dejar de mencionar es la Bodega Antigua. En ella actualmente  madura el Aguardiente Vieja que según ellos dicen «seduce y encanta por la armonía que de ella emana». Antes de entrar en ella también resulta curioso descubrir la campana con la que llamaban a los vendimiadores cuando era necesario convocarlos para algo.

 

En plena región de los Vinhos Verdes doña Hermínia Paes, quien recibió el palacio de manos de su padre cuando cumplió los 18 años, comenzó la producción de vinos. Francisco de Oliveira Paes lo había adquirido en 1937. Dona Herminia hizo una verdadera revolución introduciendo el vinho alvarinho en 1964. En los años 60 había decidido irse a vivir a Brejoeira enamorada de esta finca.

En el año 2005 Hermínia había nombrado administrador a Emílio Magalhães quien desde 2016 además de ser Administrador Único es el mayor accionista de la Sociedad Palácio da Brejoeira. Fue iniciativa de él que en el año 2010 se abrieran las puertas del palacio para los visitantes.

Hermínia vivió en el palacio hasta que falleció a los 97 años en el 2015. A día de hoy su vino alvarinho Palacio de Brejoeira es uno de los vinos emblemáticos de la subregión de Monção.

 

El recorrido finaliza con la visita a la Capilla de São Francisco. Antes de marchar nos acercamos hasta las antiguas caballerizas donde hoy se encuentra la tienda en la que puedes catar y hacerte con alguna botella de sus vinos, además de visitar la exposición con objetos importantes en la historia del palacio.

 

Si quieres saber más sobre este palacio antes de decidirte a visitarlo, me permito recomendarte este vídeo para que acabes de convencerte:

https://www.rtp.pt/play/p3373/e294229/visita-guiada.

Portugal siempre merece una visita y en este palacio tienes un motivo más para hacer una escapada al norte de Portugal ¡Hasta la próxima!

 

Nota de la autora: “No he recibido ningún tipo de compensación (económica o no) por escribir este artículo. No tengo conexión material con las marcas, productos o servicios que he mencionado y mi opinión es independiente”.

 

OTRAS PUBLICACIONES DEDICADAS AL NORTE DE PORTUGAL: 

 

Print Friendly, PDF & Email