Limpias entre Laredo y Burgos.

Cerca de Laredo, en la ría de Limpias, es decir más al interior de la propia ría de Treto, está la villa de Limpias.

Y merece la pena conocerla. Hoy te hablamos de ella.

 

 

Vamos a situarnos en Cantabria.

Primero te situamos en la Tierruca. Estamos en la desembocadura del río Asón, al este de Cantabria. Una desembocadura enorme que forma varias rías: Angustias, Limpias, Rada, Treto.

Y como salida, la bella bahía de Santoña.

 

 

Limpias está en la margen derecha de la ría que lleva su nombre, ya casi más río, el Asón, que ría. Y tiene una interesante historia, ligada al mar claro, y otras cosas que merece la pena contar.

 

 

Limpias entre Laredo y Burgos.

Limpias está ligada inexorablemente a su situación geográfica, estratégica.

Desde el siglo XV se convierte ya en un punto clave del llamado camino hacia Burgos. Su destino está unido al de Laredo como gran puerto de Castilla: en el año 1497 el séquito real que acompañaba a Isabel la Católica y su hija Juana pasa por Limpias camino de Laredo, donde la princesa se embarcaría hacia Flandes para contraer matrimonio con Felipe de Austria.

De hecho la propia Limpias tuvo un puerto fluvial, llamado del Ribero, por el que se exportó gran cantidad de hierro, madera y fruta a Inglaterra y Flandes desde el siglo XVI. Posteriormente, en el siglo XIX se convirtió en puerto emisor del trigo castellano, especialmente hacia América.

 

 

Hoy en día esa actividad portuaria está abandonada, pero su conexión con el mar es evidente.

Nosotros hicimos un recorrido por la villa comenzando en su Parador, que nos sorprendió.

 

 

El Parador de Limpias.

Es en este sitio que fijó su residencia de verano el rey Alfonso XIII, en el Palacio de Eguilior (o del Conde de Albox) , que es hoy el Parador.

Es un entorno de pura naturaleza, con el edificio central escondido entre los enormes árboles. Algunos de los árboles, son ejemplares declarados Patrimonio de la Humanidad.

Como dato curioso: el Conde Albox fue la primera persona en el pueblo en tener reloj, así que harto de que le preguntaran la hora, mandó construir en el llamado Alto del Cotero, una Torre-Reloj para que sus vecinos pudieran saber la hora.

Merece la pena sin duda la visita.

 

 

 

 

 

Desde el Parador hacia el centro.

Una vez recorrido el Parador y sus jardines, nos encaminamos hacia el centro de la villa.

A la derecha dejamos el edificio del colegio de San Vicente de Paúl.

Y llegamos a las casonas que conforman el casco histórico, ya cercano al antiguo muelle.

 

 

 

 

Llegamos a uno de los edificios de referencia: el palacio de los Condes de Limpias.

 

 

Y seguimos nuestro recorrido hacia el acueducto y el museo/parque de la Armada española al aire libre.

 

 

 

Antes llegamos al acueducto.

Las características geológicas y la presencia de importantes cursos de agua subterráneos, propiciaron ya desde mitad del siglo XIX, la construcción de diferentes infraestructuras hidráulicas.

Una de las muestras más representativas de ese patrimonio hidráulico es el del Acueducto de Espina cuya construcción, según algunas fuentes, data de los primeros años del Siglo XIX aunque fue objeto de distintas reformas y rehabilitaciones a lo largo del Siglo XIX y también en el XX.

El Acueducto, construido en mampostería y con varios arcos, se extiende desde una de las laderas del monte cercano hasta las inmediaciones de la Ermita de la Piedad y hoy en día sigue siendo un símbolo de la época de esplendor industrial de Limpias.

 

Limpias entre Laredo y Burgos

 

 

Museo al aire libre de la Armada española.

Como ya hemos comentado, fue Limpias puerto fluvial (puerto del Ribero) de gran actividad. Y no podía ser de otra manera que se encontrara allí una referencia a la actividad marinera.

Este museo/parque se compone de varias piezas donadas por distintas plazas navales como Ferrol, Mahón, San Fernando y Rota entre otras.

La pieza más visible es el palo principal del destructor D-62 «Gravina», así como un torpedo modelo G-7 donado por la base de Rota. Impresiona uno de los cañones del crucero «Almirante Cervera» y el antiguo cañón donado por la Estación Naval de Mahón capturado en la reconquista de Menorca en 1782.

El acceso es libre al encontrarse en el paseo que recorre la ribera de la ría.

 

 

 

 

 

El puerto y otras características singulares de Limpias.

El puerto medieval se reconstruye durante la primera mitad del Siglo XVIII, al tiempo que se construye la Casa Lonja.

Limpias era uno de los principales puertos de Castilla. Por el puerto de Limpias navegaron todo tipo de embarcaciones, desde grandes veleros hasta pataches, bergantines, cachemires, urcas,…etc. Además de los minerales extraídos de las minas cercanas en este puerto se embarcaban otras mercancías como el maíz, trigo traído de Castilla, cítricos, castañas e incluso vinos como el chacolí que se exportaban a lejanos lugares como Flandes o incluso a América.

En cuanto a la Casa Lonja, posee una planta con patio central abierto y varias salas de almacén, destacando la solución de esquina redondeada en uno de sus lados, algo que le otorga una característica arquitectónica especialmente singular al edificio. Tanto el muelle del Puerto del Rivero como la Casa Lonja fueron declarados Bienes de Interés Cultural en el año 2009.

 

 

Y no podemos olvidar una característica esenccial de Limpias: el misterio del Cristo de Limpias.

La Iglesia de San Pedro de Limpias ha sido, a lo largo de muchos años un importante lugar de visitas y peregrinaciones. El misterio al que se refiere se remonta a los hechos milagrosos, que según fuentes de la época, se produjeron en la Semana Santa del año 1919.

Se cuenta que en la Semana Santa de 1919, estando el templo completamente lleno de fieles, unas niñas que estaban devotamente rezando, interrumpieron la misa y salieron atemorizadas y llorosas de la Iglesia, decían y afirmaban que el Santo Cristo de la Agonía había movido los ojos y las había mirado dulcemente. Días después, el 12 de Abril, volvió a repetirse el prodigio.

La noticia se extendió y dio lugar, a que se venere tan prodigiosa escultura. El culto al Santo Cristo de la Agonía, atrae a lo largo de los años a los creyentes y a los curiosos a Limpias.

 

 

Para terminar este Limpias entre Laredo y Burgos, la ruta de Carlos V.

Y terminamos en Limpias con un poco de historia.

Existe una llamada “Ruta de Carlos V” que aunque no homologada en su totalidad, si tiene personalidad propia.

Proyecto común de los 24 municipios españoles en los que pernoctó el emperador Carlos I de España y V del Sacro Imperio Romano Germánico en su último viaje con destino al monasterio de Yuste (Cáceres). Uno de esos 24 municipios es Limpias.

En su último desembarco en España el rey Carlos desembarcó el 28 de septiembre de 1556 en Laredo (Cantabria), para, siete días después, iniciar su recorrido hacia el Monasterio de Yuste, donde llegó el 5 de febrero de 1557 tras más de cinco meses de viaje.

Las localidades que están incluidas en esta ruta celebran actos como mercados medievales o recreaciones del viaje del emperador. La recreación se inicia con la llegada del monarca a Laredo en barco a la Playa de la Salvé.

 

Limpias entre Laredo y Burgos

 

 

Hasta aquí nuestro Limpias entre Laredo y Burgos.

Pronto seguiremos recorriendo la costa de Cantabria.

 

 

Más de Cantabria y Burgos en el Viajero Accidental:

 

Nota del autor: “No he recibido ningún tipo de compensación (económica o no) por escribir este artículo, no tengo conexión material con las marcas, productos o servicios que he mencionado y mi opinión es independiente”

Print Friendly, PDF & Email