Hoy te vamos a acercar a la Virgen del Mar en Cantabria.

Muy cerca de Santander, aún en su propio municipio pero en la localidad de San Román de la Llanilla, está la Virgen del Mar. Es ermita, donde se venera a la patrona de Santander, y también un entorno natural excepcional. 

 

La Virgen del Mar en Cantabria

 

 

Primero situarnos, dónde está la Virgen del Mar en Cantabria.

La Virgen del Mar, tanto la ermita como la playa, está situada en Santander, a orillas del Cantábrico.

La población concreta es San Román de la Llanilla, aquí en este mapa lo puedes ver. Estamos al norte de la ciudad de Santander, o más bien ya al noroeste. El acceso es muy fácil en coche y hay un gran aparcamiento.

 

 

 

 

 

Los acantilados de la Costa Quebrada.

Lo primero que se ve al recorrer el lugar es la playa de la Virgen del Mar, muy pequeña y rocosa, que desaparece casi por completo con la pleamar.

Y por supuesto la isla, porque realmente es una isla, donde se encuentra la ermita. Decimos isla porque al cruzar por el puente que la une a tierra firme se puede ver otra playa que también desaparece en su mayoría con la marea alta. Allí se pueden ver escenas tan espectaculares como esta:

 

 

Nuestro recorrido empezó en los acantilados que hay en la parte norte de la isla.

No hay que olvidar que aquí comienza la llamada Costa Quebrada.  Esta costa es de lo más espectacular que se puede admirar en Cantabria. Existe de hecho un Parque Geológico de la Costa Quebrada.

Recomendamos sin duda visitar esta costa en toda su extensión. Comprende desde la Bahía de Santander hasta el Puerto Calderón, en Santillana del Mar.

Nada menos que ocho municipios (Santander, Camargo, Santa Cruz de Bezana, Piélagos, Miengo, Polanco, Suances y Santillana del Mar), y es único en las formas litorales y rasgos que ofrece. Es auténtica geología en acción.

 

 

 

 

La ermita de la Virgen del Mar.

La naturaleza es sin duda espectacular en la Virgen del Mar.

Hay también historia y arte en esta pequeña isla. Se encuentra en ella la ermita de la Virgen del Mar, como hemos dicho ya patrona de Santander.

La Virgen de Nuestra Señora del Mar, fue proclamada oficialmente, en 1979, Patrona de Santander. Su fiesta se celebra, siempre, el Lunes de Pascua de Pentecostés; es decir, 51 días después del Domingo de Resurrección.

 

 

Una vez en el interior se percibe en toda su extensión la identificación con la mar de esta ermita.

La decoración interior así lo muestra.

La imagen de la Virgen del Mar, Patrona de Santander, es una imagen de talla gótica que data de finales del siglo XIII o principios del XIV y que conserva la tradición iconoclasta del período románico. Se trata de una figura de 55 centímetros de altura, sedente en un sitial bajo, con el Niño sentado sobre sus rodillas, en la parte central.

La citada ermita fue fundada a finales del siglo XIV por D. Gonzalo Fernández de Pámanes, que pertenecía a uno de los seis linajes primitivos de Santander y cuyo sepulcro, del año 1.400, se encuentra en el interior de la ermita.

Se sabe que el santanderino José Calderón, reconstruyó la capilla mayor en el siglo XVII, Francisco Sainz de Coterillo el último tramo de la nave en la misma época.

Seguramente existió una ermita aún anterior, pues se tiene constancia de que la imagen de la Virgen del Mar existía ya en 1315.

 

Tradición e historia.

La tradición en cuanto al origen de la ermita es variada:

Una tradición cuenta que la Señora apareció flotando sobre una tabla entre las rocas de la costa, por lo que podría tratarse de una talla de una nave o “Virgen de galeón”, que así se llamaban las imágenes que llevaban los barcos. El hecho de que estas imágenes iban sujetas por un vástago al barco hace pensar, también, que la nave podría haberse hundido y el mar haber sacado a la costa la imagen.

Otra tradición cuenta que los vecinos quisieron edificar un santuario dedicado a la Señora en el lugar de Rostrío, no muy lejos de la actual ermita pero más lejos de la costa, pero que los materiales acopiados durante el día, eran devueltos misteriosamente durante la noche al lugar donde había aparecido la imagen en la isla solitaria en la que actualmente se encuentra la ermita.

 

 

Aparte de la tradición, existe también un hecho histórico reflejado por un cuadro que se encuentra en el interior de la ermita.

En el año 1.590 fue robada la imagen por unos piratas cuyo barco naufragó frente a Castro Urdiales y su imagen, descubierta flotando sobre las aguas del mar, fue devuelta sucesivamente por varias villas de la costa, acompañada de una gran procesión, hasta Santander.

Desde el año 1994 hay constituida una Hermandad, con sede en San Román de la Llanilla, que es heredera de la ya existente en el año 1.489.

 

 

 

La playa de la Maruca.

Completamos nuestro recorrido por esta parte de la Costa Quebrada con una visita a la playa de la Maruca, o más en concreto a la Ría de San Pedro del Mar.

Está muy cerca de la Virgen del Mar y cuenta con un centro de interpretación de la Costa Quebrada que merece la pena.

 

La Virgen del Mar en Cantabria

 

 

Hasta aquí la Virgen del Mar en Cantabria. Un recorrido por un sitio de gran belleza y que además ofrece historia y una componente de arte marinero que nos encanta.

Hasta pronto por la Tierruca.

 

Más de el Viajero Accidental por la Costa Quebrada:

 

Nota del autor: “No he recibido ningún tipo de compensación (económica o no) por escribir este artículo, no tengo conexión material con las marcas, productos o servicios que he mencionado y mi opinión es independiente”

Print Friendly, PDF & Email