¿Conoces el talaso del Gran Talaso Hotel Sanxenxo? La primera vez que lo disfrutamos fue porque unos amigos, con muy buen criterio, decidieron regalarnos por un cumpleaños un bono para su circuito marino. De ello hace ya algunos meses.


 

Recientemente hemos vuelto para relajarnos de nuevo. En esta ocasión por cortesía de Paula Tilve, comercial y encargada de eventos del Gran Talaso Hotel Sanxenxo. Os vamos a contar la experiencia porque pensamos que merece la pena.

 

Vayamos por partes… ¿Qué es un talaso? La respuesta más básica sería decir que es un centro especializado donde se aplica la talasoterapia. Pero esta respuesta nos llevaría a una nueva pregunta: ¿qué es la talasoterapia? Pues bien, la talasoterapia consiste en utilizar los beneficios y propiedades del agua del mar para mejorar nuestra salud y nuestro estado físico. El origen del término viene de 2 palabras griegas: de mar que se dice thalassa y de therapeia que significa cura. Desde la antigüedad se sabe que el mar es fuente de salud y permite relajar, descongestionar y tonificar cuerpo y mente.

 

Y ahora entremos en materia y contemos la relajante experiencia que disfrutas cuando te decides a probarlo. Antes de iniciar el recorrido en este talaso te facilitan la toalla para acceder al circuito marino y las chanclas para desplazarte por las instalaciones (no en todos los talasos te proporcionan el calzado adecuado, en algunos tienes que llevarlo o comprarlo en la recepción del mismo). Por cierto, no olvidéis llevar el gorro de baño sino tendréis que comprarlo allí porque es de uso obligatorio.

Como es lógico estos establecimientos se encuentran siempre en zonas costeras. El Gran Talaso Hotel se encuentra en la Bahía de Silgar que es la que surte de agua del Océano Atlántico a este talaso. Este agua se renueva, se depura y se esteriliza para su uso terapeútico y se pone a la temperatura adecuada.

 

En nuestro caso optamos por comenzar este circuito marino, de libre uso durante durante hora y media, dando unas brazadas en la piscina de natación con agua de mar a 28ª.

 

A continuación nos sumergimos en la piscina dinámica con agua marina también a 28º. Iniciamos el recorrido de la misma disfrutando de la cascada que hace las delicias de cervicales y hombros y los jets de hidromasaje que relajan los músculos de la espalda y del cuello ¿No empiezas a entrar en un estado de mindfulness sólo imaginándolo?

Así de relajados nos dejamos luego acariciar y masajear por diversos inyectores subacuáticos colocados a la altura de distintas zonas anatómicas. El agua del mar contiene diversos elementos químicos como sodio, yodo, potasio, calcio, azufre o sílice cuyo efecto es beneficioso para nuestro cuerpo.

A continuación y siguiendo el trazado nos sumergimos en el pozo de vitalidad para que nos diera una buena dosis de vida por todo el cuerpo, disfrutamos de las camas de hidromasaje y nos sumergimos bajo la seta vertical… y repetimos varios de ellos una y otra vez.

 

Piscina dinámica Gran Talaso Hotel Sanxenxo

 

En la primera visita al talaso del Gran Talaso Hotel Sanxenxo disfrutamos también del Mar Muerto. En esta última ocasión nos explicaron que esta instalación ya no va incluida en el circuito sino que es de uso privado, es decir, se contrata individualmente o por pareja. Para nosotros es una experiencia que merece la pena sin lugar a dudas. Se trata de una piscina en una estancia aparte ¿Por qué se llama así? El agua que contiene es de una salinidad muy elevada con la que se busca una sensación de gravedad cero, de tal forma que te relajas mientras flotas y produce una sensación de bienestar. A ese estado de relajación contribuye que a excepción de unas luces en el techo, que simulan estrellas, haya una iluminación muy tenue.

Recordamos como una auténtica gozada esta simulación del Mar Muerto, también llamado Flotarium. La sensación de calma es impresionante.

 

Hicimos un paréntesis para acercarnos hasta la zona seca donde nos relajamos en los mármoles calientes y eliminamos impurezas en la zona de saunas donde encuentras la sauna finlandesa, el baño turco y la terma romana.

 

Nos divertimos en las duchas de contrastes utilizando la ducha blue, la ducha jet, la biotérmica con 3 aromas y soltamos algún grito con la ducha de cubo a 3 temperaturas ¿para qué negarlo?

Duchas de contrastes Gran Talaso Hotel Sanxenxo

 

¡Y reconocemos que antes de marchar volvimos a sumergirnos en la piscina dinámica para dejarnos masajear por la cascada y los jets!

Volveremos al talaso del Gran Talaso Hotel Sanxenxo sin duda porque nuestra mente y nuestro cuerpo lo agradecen cada vez que vamos…

No queremos acabar este artículo sin mostrar nuestro agradecimiento a María Garrido, colaboradora de El Viajero Accidental, sin cuya ayuda este artículo no habría sido posible.

¡Hasta pronto! ¡Seguimos recorriendo Galicia de cabo a rabo y conociéndola en todos los sentidos!

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS: 

 

OTRAS ACTIVIDADES A REALIZAR EN LAS RÍAS BAIXAS:

 

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email