El Burgo de Osma su catedral y más. Así hemos titulado este recorrido por la ciudad soriana. ¿Qué ver en El Burgo de Osma-Ciudad de Osma que de hecho es su nombre oficial? Pues en esta ruta guiada os lo vamos a contar.

 

 

Situación y orígenes del Burgo de Osma.

El Burgo de Osma se caracteriza por su fuerte carga de arte e historia y su situación estratégica dentro de la provincia de Soria.

Atravesada aún por la carretera N-122, hoy en día una moderna autovía (la A-11) la circunvala y permite llegar a ella en un plazo razonable desde Madrid (está a unos 190km). Zaragoza tampoco está muy lejos (220km).

El Burgo de Osma disfruta de su cercanía a otros centros de gran interés en la provincia de Soria. De alguno ya hemos hablado, como es el caso de Calatañazor, y el Sabinar y la Fuentona también en el entorno de la pequeña villa soriana.

Es importante aclarar que la Ciudad de Osma es el núcleo histórico altomedieval, mientras que El Burgo de Osma es la villa aledaña, declarada Villa de Interés Turístico en 1962 y Conjunto Histórico-Artístico en 1993. De ahí que la denominación correcta sea El Burgo de Osma-Ciudad de Osma.

 

El Burgo de Osma su catedral y más

 

El Burgo de Osma, una villa repleta de historia.

El Burgo de Osma y su nombre se remontan a la villa celtíbera de Uxama. Pasaron por ella romanos y visigodos, que cambiaron su nombre a Oxoma u Osoma. En el año 597, en la época visigótica, se produce un hito fundamental en su historia: adquiere el rango de sede episcopal.

 

 

La invasión musulmana también caracterizó esta próspera ciudad a la que sus conquistadores llamaron Waxsima. De su permanencia en ella da fe la atalaya árabe que aún perdura en el cerro de Uxama.

Esta superposición de culturas se refleja en el Burgo de Osma su catedral y más. En el siglo X se produce la repoblación de las tierras sorianas. Es un periodo de gran agitación y al desaparecer Almanzor en el año 1002, la villa pasa definitivamente a manos cristianas.

No podemos no mencionar la batalla de Calatañazor, donde el caudillo Almanzor fue vencido por primera vez por una coalición de castellanos, leoneses y navarros, y contrajo la enfermedad (se especula con el tifus) que le llevaría a morir dos años después en Medinaceli.

A partir de entonces y progresivamente, la población original de Uxama fue abandonando el cerro del castillo y se trasladó al llano y ocupó el lugar de la actual población de Osma, en la orilla derecha del río Ucero.

 

 

A Pedro de Bourges (San Pedro de Osma) obispo entre los años 1101 y 1109 se atribuye la construcción de la primitiva catedral románica sobre la base de un antiguo templo visigodo dedicado a San Miguel.

La catedral precipita que se desarrolle El Burgo de Osma como tal, que alcanza su privilegio de villa con Alfonso VIII.

 

 

La catedral románica es demolida entre los años 1231 y 1240, y la actual estructura gótica se termina bajo el obispo Bermúdez en 1361.

 

 

Durante el siglo XV, y hasta la Desamortización de Mendizábal de 1836, se afianza el dominio de la Iglesia sobre la Villa, que se convierte en tierra de propiedad eclesiástica durante siglos.

Este es sin duda un aspecto muy característico de la villa soriana y que influyó poderosamente en su desarrollo y estatus hasta prácticamente el siglo XX.

 

El Burgo de Osma su catedral y más. Recorriendo El Burgo.

Llegamos al Burgo de Osma y lo hacemos por el norte, saliendo de la A-11 y lo primero que nos encontramos es la Universidad de Santa Catalina.

 

 

Financiada a mediados del siglo XVI por el obispo Álvarez de Acosta (1539-63), es un edificio renacentista en el que destacan la portada y el patio central. En la portada se puede ver a Santa Catalina, patrona de los filósofos.

Actualmente es un hotel termal. Hay que tener en cuenta que acogió facultades de Teología, Filosofía, Derecho y Medicina. Pasó por diferentes fases, suprimiéndose en varias ocasiones hasta que se cerró definitivamente en 1841. Posteriormente fue Instituto de Enseñanza Secundaria y acogió los Cursos Universitarios de verano.

 

Y desde la antigua universidad hasta la Plaza Mayor.

Llegamos a la Plaza Mayor del Burgo de Osma y a uno de sus edificios más característicos, el Hospital de San Agustín.

 

 

El edificio del antiguo Hospital de San Agustín está íntimamente ligado a dos obispos, reflejo de lo que es esta antigua villa episcopal.

Costeado por el obispo Sebastián de Arévalo y Torres, las obras comenzaron en 1694 y concluyeron en 1701. Pero había sido otro obispo, Montoya, quien en el siglo XV había mandado construir el original.

El Hospital es una muestra monumental del barroco. Modelo de palacio Casa de Austria, en la fachada, se abren dos nichos avenerados que cobijan las estatuas de San Sebastián, santo del mismo nombre que el del obispo constructor, y San Francisco, por pertenecer este prelado a la orden franciscana.

Es sin duda el Hospital de San Agustín una muestra de la grandeza histórica de la villa. De aquí partimos por la Calle Mayor que con sus soportales nos recuerda tanto a otras villas sorianas y castellanoleonesas.

 

 

Antes de llegar a la plaza de la catedral encontramos ya un edificio monumental. Se trata del Palacio Episcopal del siglo XVI. el edificio muestra la estrecha relación que en el Burgo se dio entre poder eclesiástico y poder terrenal.

 

 

Y llegamos a la plaza de la Catedral de N.ª S.ª de la Asunción o Plaza San Pedro.

 

El Burgo de Osma su catedral y más

 

Ya hemos contado brevemente la evolución histórica de la catedral, que sobre sus originales restos romanos fue sucesivamente recibiendo las aportaciones del gótico, el renacimiento y posteriormente el barroco.

 

El Burgo de Osma su catedral y más

 

Nos adentramos en su interior, pero antes es imprescindible admirar sus gárgolas, pináculos y demás elementos góticos:

 

 

El interior del templo sin duda merece la pena la visita, pero además se puede acceder al claustro y a un museo.

 

 

En el claustro la información adicional sobre el nacimiento y la evolución de la villa nos pareció muy interesante:

 

 

Y en el museo nos maravilló una pieza extraordinaria: este mapamundi del Beato de la catedral del Burgo de Osma del siglo XI.  En él se puede ver representado el mundo tal y como se pensaba en aquel momento, incluidos unos seres mitológicos: los Sciapodos o Patagones.

El autor, Martinus, superó en detalle a casi todo lo conocido en aquel momento. Sin duda era alguien con un afán viajero ilimitado.

 

 

De la catedral del Burgo de Osma a sus murallas.

Una vez admirada la catedral del Burgo de Osma, aun quedan cosas por ver. Nos dirigimos por la calle Brasilia hacia la Puerta de San Miguel, dejando a nuestra izquierda la estatua de San Pedro de Osma.

Es imprescindible admirar las antiguas murallas, muy bien conservadas y acondicionadas para pasear.

La muralla encierra el núcleo medieval burgense. Fue levantada por el obispo Montoya en 1458 considerando la situación por la que atravesaba Castilla en la época de Enrique IV, al no considerar suficiente defensa para la villa la fortaleza de Osma. Y un punto de especial relevancia en nuestros días: servía para la protección contra las pestes y contagios diversos, que fue objeto de especial cuidado por parte de los mandatarios municipales.

 

 

Y una vez extramuros, nos dirigimos a la iglesia del Carmen y sus jardines adyacentes:

 

 

Esta iglesia del siglo XVI destaca por su fachada en ladrillo rojo y piedra, realmente original.

 

El Burgo de Osma su catedral y más. Completando nuestro recorrido.

Hemos recorrido los puntos fuertes, en nuestra opinión, que esconde El Burgo de Osma. Pero nos hemos dejado algunos en el tintero sin duda: el Ayuntamiento del sigo XVIII, el puente romano, el Seminario Diocesano…los recomendamos todos.

Pero no queremos despedirnos sin una referencia a un elemento gastronómico que se asocia ya a Soria como característico y definitorio: los torreznos. Excelentes en todos aquellos bares y restaurantes donde los probamos en El Burgo de Osma.

Y no solo los torreznos, sino las jornadas de la matanza, también llamadas la cerdoexperiencia. Una recuperación de tradiciones que a su vez se ha convertido en una tradición empezada por los propietarios del restaurante Virrey Palafox hace 40 años.

 

 

 

 

Links en este artículo:

Burgo de Osma

las jornadas de la matanza, también llamadas la cerdoexperiencia

 

Más sobre Soria en el Viajero Accidental:

 

Nota del autor: “No he recibido ningún tipo de compensación (económica o no) por escribir este artículo, no tengo conexión material con las marcas, productos o servicios que he mencionado y mi opinión es independiente” 

Print Friendly, PDF & Email