La Zona Especial de Conservación Costa de Dexo abarca desde la Punta de Mera hasta el puerto de Lorbé, unos 11 km. en el litoral de la provincia de A Coruña pertenecientes al concello de Oleiros. Se trata de un espacio natural de importante interés por su geomorfología y por su alto valor paisajístico, que es el que os queremos mostrar hoy aquí. 

 

Gran parte de la costa de Dexo-Serantes es también Monumento Natural desde el año 2000. La Xunta de Galicia lo declaró así por ser un espacio natural con formaciones que merecen ser protegidas por su belleza, su rareza o su singularidad.

En este tramo de la costa del Golfo Ártabro nos vamos a encontrar acantilados, ensenadas, cuevas marinas (furnas), calas e islotes.

 

Es una costa abrupta y acantilada en la que además contemplamos vegetación de hierbas y matorrales costeros, encontrando especies de plantas endémicas de Galicia y del noroeste ibérico, en muy buen estado, como pueden ser el perejil de mar, hierbas de enamorar, tojo costero, helecho marino, festuca, brezo…

La costa de Dexo es el hábitat en el que viven especies de fauna de interés comunitario. Hay sobre todo aves como gaviotas, halcón peregrino, cormorán crestado y alcatraces. Pero también encontramos otro tipo de fauna como conejos, lagartos, ardillas, mariposas, mantis religiosa o puerco espín.

En el mar encontramos arroaces y calderones y en el fondo marino hay gran variedad de especies: erizos de mar, lubinas, pulpos, percebes, nécoras, centollas, mejillones…

La verdad es que un lujo para lo que vivimos en esta zona poderte evadir caminando por estos senderos mientras contemplas acantilados con la ciudad de A Coruña enfrente. Te quedas boquiabierto disfrutando de este paisaje salvaje abierto al Océano Atlántico. Durante este recorrido contemplas las rías de A Coruña, Betanzos y Ares e incluso se atisba, asomándose tímidamente la ría de Ferrol.

 

 

Y por si le faltara algún atractivo esta costa es también una de las zonas del núcleo de la Reserva de la Biosfera «Mariñas coruñesas e Terras do Mandeo» declarada por la UNESCO en 2013.

En la antigua casa del farero de Mera se ha creado el Aula del Mar que se utiliza además como Centro de Visitantes del Monumento Natural.

 

Coloquialmente hablamos del Faro de Mera pero realmente son dos faros que se encuentran a unos 300 metros uno de otro. Fueron construidos a principios del siglo XX y su función es enfilar y guiar los barcos que entran o abandonan la ría de A Coruña.

El faro más cercano al mar, situado más en la punta, es conocido como el Faro Pequeno y tiene 11 metros de altura. El otro está situado en la zona más elevada y mide 14 metros de altura.

 

 

En este paisaje de acantilados muy trabajados por la erosión y de perfil aserrado destaca la Punta do Seixo Branco. Esta punta se distingue perfectamente cuando la contemplamos desde la ciudad de A Coruña que se encuentra justo enfrente ¿Por qué? Porque estamos hablando de una veta formada por el afloramiento de pórfido granítico de color blanco. Es una veta de granito blanco que llama la atención cuando se navega cerca de esta costa.

 

 

Luego mencionaremos distintos senderos que se pueden recorrer en esta zona. Uno de ellos parte de aquí, del Seixo Branco donde encontramos también unas construcciones pertenecientes a las antiguas baterías de costa. Estas baterías que hoy se encuentran en ruinas tuvieron un papel importante para defender el importante arsenal militar de Ferrol. Fueron abandonadas después de la Segunda Guerra Mundial.

 

Si seguimos caminando bordeando esta costa llegamos a una zona de furnas donde destacan tres: la de Ollo Pequeno, A Regocha y la de Ollo Grande. Están acondicionadas con una protección de madera. Habitualmente se encuentran tranquilas pero cuando el mar está bravo escupen hacia arriba el agua como si fueran geiseres y son todo un espectáculo.

 

 

Posteriormente el sendero que pasa por las furnas se dirige hacia el interior y comenzamos a caminar entre eucaliptos dejando a un lado el mar. Más adelante nos vuelve a acercar a la costa en la zona de Punta Rasa desde donde contemplamos de nuevo el mar y comenzamos a divisar el puerto de Dexo. Este pequeño puerto de Dexo queda resguardado entre Punta Rasa y Punta Purrido que forman una pequeña ensenada.

 

Durante nuestro paseo nos observa desde el mar un islote que es todo un símbolo de la zona. Se trata de A Marola, de la que dice un dicho popular que «quen pasa A Marola, pasa a mar toda». He pasado cerca de La Marola en más de una ocasión en travesías por estas rías y la verdad es que siempre recuerdo ese dicho que le escuché a mi abuelo por mi primera vez cuando era niña. Este dicho popular debe su origen al hecho de que esta zona marítima puede resultar peligrosa en ocasiones por las condiciones adversas de oleaje y viento, sobre todo en el pasado cuando los barcos eran más frágiles y no contaban con tantas ayudas técnicas.

Desde esta zona de Dexo se contempla A Marola en toda su plenitud.

 

 

El último punto de esta costa de la que os estamos hablando es el puerto de Lorbé. Sin duda ninguna es un buen lugar para reponer fuerzas porque Lorbé es uno de los pocos lugares en los que puedes contemplar bateas de mejillones en las Rías Altas. Hay varios restaurantes en la carretera de bajada al puerto y en el propio puerto donde los preparan de diversas formas.

 

Las rutas por el Monumento Natural Costa de Dexo-Serantes son varias. Dependerá de las ganas que tengáis de caminar. En el caso de algunas rutas lineales puede ser aconsejable que tengáis algún medio de transporte para regresar al punto inicial. Es el caso de la ruta que abarca toda la costa desde los faros de Mera hasta el puerto de Lorbé de unos 12 km. Una de las rutas más asequibles puede ser la ruta circular desde Seixo Branco al puerto de Dexo y vuelta.

Como ejemplos de rutas asequibles citaremos la ruta de senderismo Seixo Branco que tiene una longitud de 4,2 km, la ruta de senderismo Porto de Dexo que recorre 3,1 km y la ruta del Puerto de Mera de sólo 1 km.

Es un destino que os aconsejamos sin lugar a dudas para caminar y disfrutar de la naturaleza.

Seguiremos recorriendo Galicia de cabo a rabo y compartiéndola con vosotros.

 

Nota de la autora: “No he recibido ningún tipo de compensación (económica o no) por escribir este artículo. No tengo conexión material con las marcas, productos o servicios que he mencionado y mi opinión es independiente”

 

Print Friendly, PDF & Email