Palencia se escribe con R. Románico puro en Frómista.

Palencia se escribe con R. Románico puro en Frómista.

La provincia de Palencia es una gran desconocida como destino turístico pero esconde rincones, pueblos y paisajes realmente espectaculares.

Durante mi estancia me dejó pasmada una localidad cuya pronunciación casi nos coloca en Alemania. Se trata de Frómista la capital del románico.

Una localidad que no alcanza los mil habitantes pero que llevamos todos en el bolsillo, cuando en éste tenemos un billete de 10 euros.

Su iglesia, San Martín de Tours, se considera el prototipo del románico europeo. Fue mandada construir por Doña Mayor, quien fue la viuda de un rey navarro. La iglesia se concibe como parte del monasterio de San Martín que no ha llegado a nuestros días. La idea era que los peregrinos contasen con un lugar para su reposo, ya que Frómista se encuentra en el Camino de Santiago.

Cuando la propiedad de la iglesia depende de Doña Urraca hace donación de ella a los monjes benedictinos de la localidad cercana de Carrión.

La iglesia inicialmente se construye de planta basilical, con tres naves, siendo la central la más alta y teniendo por anchura el doble de la que tienen las naves laterales. El crucero termina en una bonita linterna.

Pasan los años y comienza a ser objeto de múltiples intervenciones, se realizaron construcciones anexas y otros añadidos que desvirtuan su estructura.

A finales del S. XIX el arquitecto Manuel Aníbal Álvarez Amoroso, toma las riendas de la restauración, elimina todas las estructuras añadidas, reconstruye las partes dañadas y abre una puerta donde se cree que no la había, en el oeste del edificio. El arquitecto en la restauración se deshizo de todos los añadidos e incluso llegó a demoler alguna pared original en su intervención, lo que conllevó una cierta polémica entre sus detractores que lo acusaban de haberse “inventado la iglesia en su forma original”. Polémicas aparte y sin obviar que las obras de restauración hoy se hubieran realizado de otra manera, la iglesia se salvó de su desaparición, ya que llegó a estar cerrada al culto por su estado ruinoso.

En el interior del templo hay una maqueta que muestra ese estado ruinoso que llegó a tener y los añadidos que se le hicieron. 

En la maqueta vemos San Martín de Tours en el estadio previo a la restauración, el arquitecto eliminó una torre con campanario que se había levantado sobre el cimborrio -lo que sirve de base a la cúpula- y también se deshizo de una escalera anexa a una especie de corredor volado que servía para subir al campanario.

Cuando estás dentro te llama la atención la luz, la armonía de sus dimensiones y los numerosos capiteles muy decorados, con animales, con motivos vegetales, con fábulas o narraciones religiosas.

La fabula del  zorro y el cuervo. En lo alto de un árbol está el cuervo con un queso robado, el zorro quiere quitárselo, para ello utiliza la astucia: alaba el “hermoso canto” del cuervo. El elogio lograr vencer la  voluntad del cuervo, quien alagado se pone a cantar y suelta el queso.

No existe consenso sobre la fábula o la historia que  narra en el siguiente capitel, existen múltiples hipótesis al respecto.

Otro de sus capiteles, el que representa una escena de la Oriestada, me llamó la atención por estar en un lugar tan visual -cerca del ábside central- y mostrar los atributos sexuales masculinos y femeninos sin problema. Eso me pareció a mí, pero a alguien le debió parecer impúdico porque los mutiló. Hoy el capitel que admiramos es una réplica, el original no se expone, está en un museo. 

Algunos elementos ornamentales de la iglesia fueron trasladados al Museo Arqueológico de Palencia. Muchos de los espectaculares capiteles de San Martín son réplicas realizadas en la misma piedra y, lamentablemente, no todos están debidamente señalados.

El interior de la  iglesia transmite armonía, merece que le dediquéis una visita tranquila, destinando el tiempo necesario.

Frómista esconde muchas más sorpresas, entre ellas me gustaría resaltar dos. La primera de ellas es preciosa la iglesia de San Pedro, construida en el siglo XV en estilo gótico.

La iglesia de San Pedro tiene que competir con  San Martín de Tours. Colocada en cualquier otro pueblo sería la estrella del lugar pero su vecina se lleva los halagos y el reconocimiento, sin embargo la iglesia de San Pedro tiene un retablo en el altar mayor de quitarse el sombrero, destacando el grupo del Descendimiento de la Cruz.

En el exterior, la iglesia impresiona por su robustez y su interior tiene una peculiaridad digna de señalar, se comienza a hacer y a lo largo de su construcción tienen que torcer su planta debido a que cerca hay un riachuelo, que de haber continuado el trazado en línea recta hubiese puesto en peligro su estabilidad. Desde detrás, mirando hacia el retrablo se aprecia perfectamente que está torcida, aún así es muy bella.

La otra  sorpresa que nos depara Frómista (topónimo que proviene del latín frumentum, trigo) es la esclusa cuádruple del canal de Castilla, obra de la Ilustración. En esta localidad, además coinciden en su recorrido el camino de Santiago y el Canal de Castilla. Tenéis un articulo dedicado a ello.

Como veis a Frómista no le falta de nada.

Los placeres espirituales deben ir acompañados de una buena comida. Una compañera de trabajo nos contó que su marido es de la opinión de que lo importante en vacaciones es comer bien y si en el tiempo restante hay que visitar una iglesia, pues se hace.

La gastronomía de Palencia es espectacular. Y allí estaba yo probando la comida del lugar. La olla ferroviaria me encantó, se la debemos a trabajadores del ferrocarril minero, que realizaban jornadas de varios días llevándose la olla para hacer su propia comida. El artilugio tiene dos partes, en la inferior se pone el combustible y en la superior, de cerámica, la comida. Generalmente preparaban legumbres o patatas con carne, comida calórica y económica. Riquísima. Por no hablar del lechazo que comimos en Villalcázar de Sirga… ¡en el mesón de los Templarios!

Nota de la autora: “No he recibido ningún tipo de compensación (económica o no) por escribir este artículo, no tengo conexión material con las marcas, productos o servicios que he mencionado y mi opinión es independiente”

Print Friendly, PDF & Email

About the Author:

Leave A Comment