La fuerza de un sueño, el Canal de Castilla

La fuerza de un sueño, el Canal de Castilla

En los años de la Ilustración, un río artificial fue concebido como medio para transportar el trigo de Castilla a Reinosa (Santander). De esta forma Castilla-León, el granero de España, podía comercializar su riqueza por mar.

A esta obra inmensa de ingeniería hidráulica que aprovecha el agua de los ríos Pisuerga y Carrión se le llama Canal de Castilla.


Discurre por tres provincias: Palencia, Burgos y Valladolid. Inicialmente el proyecto estaba concebido para la construcción de 4 canales pero uno de ellos, el que debería haber llegado a Segovia, se frustró.

Fácil es comprender que este canal sirvió también para regar los campos y como vía de comunicación entre los distintos pueblos de este cauce artificial.

Paralelamente al cauce del agua hubo que trazar los caminos de sirga, caminos que discurren paralelos al curso del agua para que transiten los animales que van a tirar de las barcazas donde se cargan las mercancías.

 

Las barcazas que van a “navegar” por este río artificial no tienen motor ni van impulsadas por remos sino que van atadas a una cuerda de la que tiran, generalmente, 3 mulas que se van desplazando por los caminos de sirga, a “paso de mula” y guiadas con ayuda de largas cañas.

 

El canal dispone de un ancho que permitiría el paso de dos barcazas, una en cada dirección, para llevar y traer mercancías, dependiendo del tramo el ancho puede llegar a ser de unos 11/12 metros. Las barcas las ataban a una soga de unos 15 metros, podríamos pensar que la barcaza iba en el medio y las cuerdas o sirgas por los dos lados, pero se ataba sólo a uno de los lados, generalmente el derecho para facilitar la navegación ya que las épocas de esplendor había más de 400 barcazas navegando por el Canal.

 

Al ser un río artificial a la hora de salvar desniveles necesita esclusas, que de una manera gráfica podríamos decir que son “ascensores de barcos”. A saber, son recintos que se componen de compuertas donde se colocaba la barcaza para pasarla de un nivel de agua a otro superior o inferior, llenando o vaciando el recinto con agua. En el canal se construyeron de dos tipos, las ovaladas que permiten el paso de dos barcazas y las rectangulares que solo admiten una embarcación.

                                          La esclusa cuádruple de Frómista.

Permite superar un desnivel de 14,2 metros, ese gran desnivel necesita 4 esclusas consecutivas. Sus paredes están construidas en piedra  y en ellas se colocaban las compuertas, dispuestas como si fuesen una guillotina para contener o en, su caso, soltar el agua. Las compuertas iniciales eran de madera y posteriormente se pusieron de metal. A día de hoy no está operativa.

El canal tiene una longitud de obra de 207 kilómetros y salva un desnivel total de 150 metros a través de 49 esclusas. La longitud en kilómetros no quiere decir que si nos montamos en una barcaza en el punto inicial estaríamos “ navegando” a lo largo de 207 kilómetros uno tras otro.

La forma del canal no es la de un segmento lineal sino que el diseño se parece a una “y griega” invertida, dividida en 3 ramales:

El Ramal del Norte, desde el pueblo Alar del Rey (Palencia) a Calahorra de  Ribas (Ribas de Campos, Palencia), 75 km. Este tramo es el que vence el mayor desnivel. Este ramal entra en la provincia de Burgos, a lo largo de 10 kilómetros, en el término municipal de Melgar de Fernamental. En este tramo podemos contemplar el Acueducto de Abánades sobre el río Valdavia.

La única esclusa operativa, está en este ramal norte, es la de Herrera del Pisuerga y se trata de la esclusa número 6. La remonta el barco “Marqués de la Ensenada”.

El Ramal de Campos, desde Calahorra de Ribas ( Palencia) a Medina del Rioseco (Valladolid), 78 km. Es el más llano, solo 7 esclusas.

El Ramal de Sur, desde Serrón (Palencia) a Valladolid, de 54 km y 18 esclusas.

El empalme de los tres ramales, se encuentra en  Calahorra de Ribas

Esclusa triple de Calahorra de Ribas_ Youtube_Hermanwahsletn

 

Las obras  y construcciones necesarias para su realización podríamos calificarlas sin pudor de farónicas sobre todo si nos tenemos en cuenta los años en que fueron emprendidas, siglo XVIII (1753) y primera mitad del S XIX. La envergadura económica de la obra llegó un momento en que no pudo ser abarcada por el Estado, que encomienda su realización a una compañía privada, la Compañía del Canal de Castilla, a la que concede su explotación durante 80 años. Diversos avatares dificultan la realización de las obras en plazo y finalmente la concesión se reduce a 70 años.

 

Alguna de las obras significativas realizadas

Por fin, una vez hechas las obras,comienzan los años dorados de explotación, durante los años 1850 a 1860, más de 350 barcazas recorrían sus aguas.

 

La explotación del canal se encuentra con el ferrocarril, cuyo trazado discurre casi paralelo al trazado del Canal de Castilla. La inauguración de la línea férrea Valladolid–Alar del Rey marca el principio del fin, el ferrocarril es un medio más económico para transportar mercancías.

A principios de los años sesenta del pasado siglo se cierra a la navegación y se habilita para otros usos. El canal se sigue usando para riego de los cultivos y para el abastecimiento de agua de los distintos pueblos.

El legado de la obra de la Ilustración lo componen presas, esclusas, puentes, dos acueductos, arquetas de riego, canales de riego, almacenes, dársenas… y lo más importante el legado cultural, ya que permitió el desarrollo industrial de la zona y sirvió de ruta de transmisión cultural. No sólo comunicó localidades que están en sus riberas, sino que además posibilitó el encuentro de distintas culturas, ya que en la localidad palentina de Boadilla de Camino se encuentran el Camino de Santiago y el Canal de Castilla y en Frómista el trazado del canal coincide con el camino de Santiago.

Peregrinos en el Camino

 

Ahora podemos realizar parte del camino en barco, el tramo Boadilla del Camino/Frómista.

En este año 2018, la Diputación de Palencia comienza los viajes en el barco eléctrico “Juan de Homar”, con distintos recorridos por un precio de 5 euros, billete general, y de 2 euros para los peregrinos. Los turistas que quieran convertirse en “peregrinos ocasionales” pueden coger el barco en Boadilla del Camino hasta Frómista y una vez allí continuar el camino a pie. Además, los peregrinos pueden sellar su credencial en la embarcación.

Los recorridos fluviales en embarcaciones turísticas se hacen en tramos, hay embarcaderos en Herrera del Pisuerga navegando en el “Marqués de la Ensenada”,  en Melgar de Fernamental en el “San Carlos de Abánades” y en Medina de Rioseco en el “Antonio de Ulloa”.

Radioviajera disfrutó de un agradable paseo en el barco “Juan de Homar”.

 

 

Gracias al blogtrip organizado por Radio Viajera para su 2ª temporada, y de esta iniciativa que se engloba también en las acciones promocionales desarrolladas por Palencia Turismo, he tenido la suerte de conocer esta magnífica obra de ingeniería hidráulica que ya tiene -desde 1991- el reconocimiento  de Bien de Interés Cultural y además he podido conocer el maravilloso románico palentino, la Cueva de los Franceses en el geoparque de “Las loras”, su gastronomía y otras cosas que os iré contando. Hemos disfrutado de todo ello con una guía excepcional que ha sido Mónica Delgado, la jefa del Servicio de Turismo de la Diputación de Palencia.

Castilla-León tiene 8 lugares o monumentos que son Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. El Canal de Castilla tiene que engrosar esta lista a la mayor brevedad, méritos le sobran. En nuestro país vecino, Francia, el “Canal du Midi” – el canal del mediodía- también nació de un sueño, unir dos mares; pero existe una gran diferencia entre ambos, el canal du Midi (Patrimonio de la Humanidad) es un orgullo para los franceses y el canal de Castilla no tiene el reconocimiento debido entre nosotros.

Es hora de comenzar la candidatura a Patrimonio de la UNESCO pero sobre todo es hora de disfrutarlo, ya sea en barco, haciendo senderismo, bicicleta, rutas fotográficas, gastronómicas….

El canal os esta esperando, no dejéis pasar la oportunidad de conocerlo.

 

Nota de la autora: “No he recibido ningún tipo de compensación (económica o no) por escribir este artículo, no tengo conexión material con las marcas, productos o servicios que he mencionado y mi opinión es independiente”

Print Friendly, PDF & Email

About the Author:

Leave A Comment