Descubriendo Ostia Antica

Descubriendo Ostia Antica

¡Hola Viajeros Accidentales! ¡Espero que la vida les sonría y que estén dejando un viaje atrás y proyectando uno nuevo!

Yo esta vez he decidido mostrarles un sitio maravilloso muy cerca de Roma y prácticamente desconocido por la mayoría de los turistas: Ostia Antica.


Se trata de un asentamiento romano fundado en el siglo IV a.C. cerca de uno de los tramos del Tévere en Ostia, considerado el gran puerto del imperio romano. La sensación al entrar es fuerte porque es un sitio arqueológico del estilo de Pompeya pero más pequeño y menos explotado turísticamente, menos despampanante, pero muy bien conservado, con un circuito con el que se puede recorrer toda la citadella sin perder detalles y vivenciar paso a paso cómo se vivía en aquél lugar.

 

Es un sitio maravilloso porque tiene varias aristas que paso a detallar… pero primero un poco de sus orígenes. Ostia Antica surgió como una ciudad fortificada para el control del acceso fluvial a Roma. En el siglo I a.C. se extendió el perímetro de la ciudad a un circuito de muros que comprendían torres y tres accesos: la puerta Romana, la Marina y la Laurentina. Caminando por la vía Ostiense se entra a la Necrópoli atravesando la puerta Romana y comienza el recorrido por la vía principal el Decumano Massimo que en su época tenía 9 metros de ancho por casi 2 km de largo y en la que se puede visualizar el pavimento con la típica piedra volcánica. La ciudad tuvo un largo período de prosperidad (s. I a III d.C) seguido de una recesión y el abandono definitivo entre los siglos IX y X de la era cristiana. Las primeras excavaciones científicas se realizaron en el s. XIX (período de los papas Pio VII y Pio IX), pero la mayor riqueza arqueológica fue encontrada en la primera mitad del siglo XX. Actualmente se puede recorrer y disfrutar 2/3 de la superficie de la ciudad original.

 

Siguiendo por el Decumano, a la izquierda encontramos la Piazzale della Vittoria con la via delle Tombe donde se pueden ver las urnas funerarias, más adelante el pozo y la palestra (gimnasio) de las Termas de Neptuno con un mosaico que representa a Neptuno tranquilo y Anfitrite antigua diosa del mar y esposa de Poseidón (Neptuno en la mitología romana); y otro mosaico en la sala 3 de los baños en el que se observa a Anfitrite sobre un hipocampo con Himeneo y Triton. Siguiendo a la derecha encontramos el Teatro y detrás del escenario la Piazzale delle Corporazioni construidos ambos en el s. II d.C. Esta plaza era un pórtico que los espectadores del teatro solían usar para pasear durante o después del espectáculo, en el centro había un templo rodeado de jardines.

 

Desde el pórtico en la vía delle Corporazioni se puede acceder a numerosas salas o estaciones numeradas consecutivamente y se cree que estas salas eran oficinas comerciales que representaban ciudades extranjeras que mantenían relaciones comerciales con Ostia. En cada sala el suelo está decorado con mosaicos bien conservados que hacen referencia a comerciantes y expediciones a Cartagena, Libia, Túnez, Egipto, Cerdeña, entre otros.

 

Pasando el Teatro a la derecha están los Templos Republicanos y a la izquierda la Sede de los Augustos y un poco más adelante la Grandi Horrea, cuyo significado es el gran granero, que era un tipo de almacén utilizado en la época romana para el almacenamiento de diferentes tipos de alimentos, y mucho más adelante en el Decumano, la Horrea Epagathiana. Al lado de la Grande Horrea se encuentra el Molino del Silvano en el Caseggiato dei Molini, sitio de mucho interés para mí ya que me dedico a trabajos de investigación relacionados con la molinería y la calidad de panes funcionales. El Panificio di via dei Molini fue construido en el s.II d.C. y fue una gran panificadora ostiense que producía pan incluso para Roma. En este lugar se desarrollaba el proceso de elaboración de pan, como puede deducirse de las diferentes piezas de piedra volcánica encontradas en el caseggiato (molino, cuenco para la masa, horno), desde la molienda del grano, pasando por la formación de la masa a la venta al minuto en las tiendas que se encontraban frente al edificio.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Y por esos lados, ya no recuerdo dónde, porque nos fuimos metiendo en el laberinto, llegamos a una vivienda del Caseggiato del Thermopolium; estas casas constaban de habitaciones y taberna que se desarrollaban en torno a un patio y generalmente compuestos por planta baja con entrepiso, primer y segundo piso. Enfrente al thermopolium encontramos las viviendas de las pinturas y la casa de Diana. Luego pasamos por el Capitolium y enfrente encontramos el Foro (Templo de Augusto y Roma). A esta altura ya estábamos cansadas con el peso del calor de un día de mediados de julio y perdidas con tantas viviendas por lo que comenzamos a perdernos, sin seguir el mapa, y a subir escaleras hasta que nos encontramos con una hermosa vista superior de la ciudadela.

 

En esa tónica de dejarnos llevar, llegamos a un sitio no abierto al público, que a mi criterio le dio a este recorrido un sentido de descubrimiento no esperado, encontramos la Insula delle Ierodule, una casa que forma parte del círculo exterior de las casas del Jardín Adriano. Este sitio que fuera derrumbado aparentemente por un terremoto en el s. III, fue encontrado por excavaciones en el año 1969. El edificio es famoso por su decoración pintada en paredes y techos, excepcionalmente bien conservado, tal como se muestra en las fotos tomadas en puntas de pie y haciendo malabares para posicionar el celular a través de uno de los orificios de la reja… en fin… picardía o antojo de viajera. Los mosaicos y las pinturas encontradas al momento de la excavación, todavía adheridas a las paredes y el techo son uno de los ejemplos más importantes y significativos de la decoración ostiense de la edad media imperial. Las pinturas muy refinadas con fondos amarillos, rojos y bordó datan de alrededor del año 130 d.C. y contienen representaciones de delfines, pájaros y flores. En las pinturas de la sala 4 se observan figuras femeninas danzando o en acto de liberarse, un delfín, instrumentos musicales y columnas. En la sala de representación, las paredes están divididas en tres registros amarillos por dos columnas de fondo rojo, en el centro se representan delicadas figuras. En todas las habitaciones, cuyos suelos están decorados con mosaicos con simples decoraciones en blanco y negro, la pared inferior de las paredes está decorada con un zócalo amarillo y rojo del que emergen cabezas vegetales, hipocampo, vasijas con flores, siendo algunos motivos vagamente dionisíacos. Para la coloración de muros y frescos se utilizaban preferentemente pigmentos minerales formados por compuestos metálicos (Cagnana, 2000) con hierro, manganeso, plomo, cinc, cromo, cobre, entre otros; principalmente óxidos, como el óxido férrico (Fe2O3) que tiene un particular color ocre. El nombre de Insula delle Ierodule fue otorgado al momento de la excavación y en el que se decidió atribuir a las figuras femeninas representadas en las pinturas, la función de las prostitutas sagradas. Luego de la individualización de un grafiti inscripto en la pared de uno de los ambientes, interpretado como el recogimiento del voto por parte de Lucceia, se ha redenominado a esta casa como Insula di Lucceia.

 

Y por último, rebuscando sobre el mapa lo que habíamos visto y lo que no, figuraba un sitio que no habíamos visto y cuyo nombre nos llamó mucho la atención, era psicológicamente sugerente, el Domus di Amore e Psiche… ¡qué combinación! ¡No paramos hasta encontrarlo! “Domus” palabra latina con la que se denomina a la vivienda romana de las familias de un cierto nivel económico, cuya cabeza de familia (paterfamilias) llevaba el título de “dominus”. Y dando vueltas, súbitamente apareció… ya nos íbamos, pero aunque muy cansadas decidimos insistir, y valió la pena… de una belleza única desde todos sus ángulos; el original se encuentra en el Museo de este sitio arqueológico.

 

Bueno viajeros accidentales, Ostia Antica es un lugar tranquilo para tomarse un día de relax y pasear por las afueras de Roma, que no está atiborrado por el turismo de masas, donde se puede caminar y disfrutar cada lugar, buscar los sitios que se pasaron por alto y volver a redimensionar el descubrimiento… y sobre todas las cosas un lugar que permite reencontrarse. ¡Y si prefieres hacerlo con una visita guiada, pincha aquí!

 

FUENTES BIBLIOGRÁFICAS:

http://www.ostiaantica.beniculturali.it/
http://www.archeorome.com/ostia_antica_terme.htm
https://www.ia-ostiaantica.org/news/piazzale-delle-corporazioni/
https://it.wikipedia.org/wiki/Ostia_(citt%C3%A0_antica)#Elenco_degli_edifici_della_regione_I
http://www.ostia-antica.org
1940 ca 2012 Ostia antica Mulino

http://www.culturaitalia.it/opencms/it/contenuti/focus/focus_9040.html?language=it
Cagnana, Aurora. 2000. Archeologia dei materiali da costruzione. Ed. SAP Società Archeologica S.r.l. – Mantova. Cap. IV, pags. 155-175. ISBN 88-87115-20-6.

Nota de la autora: “No he recibido ningún tipo de compensación (económica o no) por escribir este artículo, no tengo conexión material con las marcas, productos o servicios que he mencionado y mi opinión es independiente”

Print Friendly, PDF & Email

About the Author:

Leave A Comment