Categories BlogEuropaRecorridosTradiciones y fiestas

La navidad de nuestros vecinos europeos: luces, costumbres y viandas

Millones de europeos celebran la navidad con sus propias tradiciones, con comidas típicas, fiestas, jolgorios y reuniones familiares. ¿Coincidimos con alguno? ¿Se parecen entre sí o cada país es diferente?
Vamos a realizar un pequeño recorrido. Veremos cómo celebran nuestros vecinos italianos, portugueses, eslovacos o escoceses la navidad, de qué manera iluminan sus ciudades y cuáles son sus costumbres culinarias .

La Navidad en Eslovaquia comienza el día 6 de diciembre, San Nicolás. La noche anterior, antes de que comience el  día, los niños deben poner las botas para recibir sus regalos, o, en el caso de que hayan sido menos buenos, para que se llenen de cebollas, patatas y carbón.

Ese día, las casas se adornan con cuatro velas y cada domingo que pasa se enciende una. La última vela se enciende en Nochebuena. Llega el día y las familias más tradicionales ayunan al mediodía, la cena es la comida. Los eslovacos cenan carpa frita o empanada, acompañada de ensalada de patatas con mayonesa y la sopa de pescado. Los pasteles típicos son bollos rellenos de almendras o nueces.

Las ciudades en Navidad se adornan y se llenan de marcados tradicionales.

Nosotros visitamos Kosiçe que es la segunda ciudad más poblada de Eslovaquia, por detrás de Bratislava. En su centro histórico, en su día amurallado, destaca la catedral de Santa Isabel.

Es una ciudad industrial  y universitaria, disfruta de un ambiente multicultural, con una población muy joven. En 2013 fue capital europea de la cultura.

Damos un salto, nos vamos al valle de Itria, en la provincia de Puglia, Italia.

Esta zona italiana se caracteriza por sus pueblos blancos. En apariencia nos encontramos en un valle, pero en realidad no es un valle, sino una depresión del terreno en una zona kárstica, que abarca tres provincias Bari, Brindisi y Taranto. La conocimos en otoño y ya entonces imaginamos conocerla en Navidad, aún no hemos podido cumplir este sueño. Os recomendamos encarecidamente visitar dos lugares: Locorotondo y Ostuni, pero podríamos aconsejaros cualquier pueblo de  Puglia.

Locorotondo. Uno de esos pueblos que te asombran por su arquitectura de blancas casas dibujadas en un esplendoroso cielo azul. Está reconocido como uno de los más bonitos de Italia. Ubicado en lo alto de una colina, en el famoso valle de Itria, se ve desde lejos, destacando en la campiña sus preciosas casas blancas.

Lo más singular de este pueblo es que está construido en “redondo”, es decir, sus calles son concéntricas. De hecho fue llamado hasta finales del siglo XIX Luogorotondo por su característica forma.

 

Ostuni está rodeado de campos de olivos. En lo alto de su fisonomía destacan las casas blancas. Se conoce como la  cittá bianca. Se encuentra a tan solo 6 kilómetros del mar.

En los días navideños, en esta zona, se elaboran unos dulces característicos, los cartellate. Son tiras de masa dulce enrolladas en forma de cesta, que se fríen y luego se condimentan con miel y canela. También encontramos en las mesas los calzoncelli rellenos de mermelada y los castagnelle de almendras de Puglia.

La Navidad en Italia comienza el 8 de diciembre y termina cuando la befana, una viejecita con escoba, ha repartido los regalos a los niños. En Italia, los Reyes Magos necesitaron ayuda, por eso en el país es la befana quien se ocupa de los niños italianos.

A la ciudad escocesa de Edimburgo, todos los años Noruega le regala un impresionante abeto que colocan  en The Mound, que es una colina artificial ubicada en el centro de la ciudad, y sobre la que se levantan dos edificios neoclásicos: el Portrait Museum of Scotland y la National Gallery.

El abeto del Mound es el mayor de muchos que hay ubicados en calles y tiendas de la toda la villa. Y a esto se une un parque temático que montan desde finales de noviembre hasta principios de enero, el Edinburgh’s Christmas, es decir, la Navidad en Edimburgo.

El calendario navideño tiene sus propias fechas. El 22 de noviembre, la Light Night, es el día que da comienzo la Navidad , con el encendido del iluminado callejero acompañado de música y fuegos artificiales.

En Edimburgo, la Nochebuena se aprovecha para realizar las últimas compras. La familia se reúne en Navidad. La comida tradicional de ese día es pavo con coles y puré de patatas con arándanos. En algunos hogares el pavo se sustituye por cerdo. Si quedamos con hambre, de postre tenemos pudin de navidad.

En Portugal  gostan do Natal; sus ciudades así lo demuestran.

La familia en torno a la mesa, cena el bacalao.  Lo habitual es prepararlo como se hacía antiguamente, con berza, patata, zanahoria y huevos. Esto es más propio del norte del país. En otras zonas de Portugal, en cambio, es costumbre cenar pavo en lugar de bacalao. De postre se toman los filhoses (dulces tradicionales fritos) y o bolo do Rei (similar al roscón de Reyes).

Una curiosidad, a los portugueses, nuestros vecinos cercanos, no los visitan los Reyes Magos, en su lugar Pai Natal trae regalos para los niños la noche del 24 de diciembre.

Compartimos creencias y tradiciones, vamos el día 24 a la misa del gallo, pero finalizada la misa la mayoría de los portugueses suelen cumplir la tradición de encender hogueras, ya que así se purifica el año y al terminar el ritual se van a cenar a sus casas.

Cuando llegamos a Lisboa las calles y avenidas nos reciben vestidas de Navidad. Ya al llegar al aeropuerto nos esperan árboles navideños.

Toda la ciudad está impregnada con el espíritu navideño: actividades para niños, teatros, espectáculos musicales, un gran mercado instalado en el parque “Eduardo VII” y luces, luces, luces…

En Oporto este año las iluminaciones navideñas van a llenar aún más calles de la ciudad con un total de 55 localizaciones, siendo el Árvore de Natal el máximo exponente del alumbrado.

Como toda ciudad portuguesa, Braga se llena de luces para recibir o Natal. Pasear por sus calles al anochecer es todo un espectáculo.

Me gustaría agradecer a unos estupendos paparazzi, que de forma desinteresada, nos han aportado algunas de las fotos de este artículo. Gracias Esperanza Pumares y Juanra Trascasa, Fernando Pardavila, Cristina de Andrés  y Marisa Conde.

Feliz, feliz Navidad.

Nota de la autora: “No he recibido ningún tipo de compensación (económica o no) por escribir este artículo, no tengo conexión material con las marcas, productos o servicios que he mencionado y mi opinión es independiente”

OTROS ARTÍCULOS PUBLICADOS SOBRE LA NAVIDAD:

Paseando por las luces, la navidad en 2017

Tradiciones navideñas: el ramo leonés y el belén de cumbres

Tres belenes barrocos, uno ilustrado y tres tabernas

 

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

About the author

2 thoughts on “La navidad de nuestros vecinos europeos: luces, costumbres y viandas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *