Categories BlogColeccionesDe pueblo en pueblofeatured

Bouzas, la villa marinera

Fachada marinera de Bouzas

BOUZAS una villa marinera ubicada en la ría de Vigo.

En el  verano es frecuente que  nos encontremos al leer el periódico o el suplemento  dominical con artículos que mencionan distintos pueblos o localidades que destacan por su belleza, señas de identidad o alguna característica digna de mencionar. No he  encontrado mi pueblo  en las listas de los pueblos con encanto, sitios que debes visitar… por eso me he animado, os voy a hablar de la villa marinera de Bouzas.IMG-20170803-WA0016-200x300 Bouzas, la villa marinera

 

Se encuentra en la ría de Vigo y aunque hay quien dice que pertenece al ayuntamiento de Vigo, eso solo es cierto a nivel administrativo. En 1904, las Cortes del rey Alfonso XIII agregaron al municipio de Vigo el de Bouzas, pero la villa marinera continuó teniendo sus propias señas de identidad. En nuestra villa marinera las familias tienen sus propios códigos relacionales,  todos somos conocidos y parientes entre sí, aunque, bueno, alguno/a tuvo el atrevimiento de enamorarse de alguien de  Vigo.  Cuando alguien vive en mi pueblo, ya puede llevar viviendo treinta  o cuarenta años que no es de Bouzas. Esa misma expresión sirve para explicar multitud de situaciones, que quedan inmediatamente aclaradas diciendo: no es de Bouzas.

 

En nuestra infancia todos sabíamos a  qué familia pertenecíamos,   si nuestros  hermanos  eran de las misma edad que el hijo mayor  de la farmacéutica  o de la propietaria de la librería. Sabíamos  también que un comportamiento  inadecuado no tardaba nada en ser comunicado inmediatamente  a nuestra madre, a más tardar cuando fuera a la plaza a comprar. Los niños que salíamos de nuestro universo boucense para ir a Vigo a  estudiar  e ir a comprar ropa, crecíamos sabiendo que nuestros antepasados tuvieron el atrevimiento de construir barcos de metal, en las  casas se contaban  las anécdotas y las risas que tuvieron que soportar los  armadores cuando se cuestionaba si esos barcos flotarían o no, oíamos hablar con naturalidad que   este o aquel otro armador tenía “una pareja”, refiriéndose a un arte de pesca que se perfeccionó en Bouzas. Casi todos teníamos familia trabajadora del mar y, muchos, familia en Cádiz, porque la dureza del Gran Sol originó la búsqueda de nuevos caladeros y los del caladero sahariano permitían pescar sin perder la vida de los hombres.. Los familiares de Cádiz venían en verano y nos contaban historias que la familia incorporaba a los mitos familiares, como en tantos y tantos pueblos diseminados por el mundo.

Cádiz todavía hoy cuenta con una calle dedicada a Bouzas, detrás de la capitanía y, a su vez, una placa en Bouzas rinde homenaje al que fue presidente (durante  20 años) de los buques de pesca gaditanos, M. Veiga.

Nuestra villa contaba con su propio cine  “El maravillas”, su local social “El liceo”, su equipo de fútbol “El rápido de Bouzas” (fundado en 1914), su  iglesia, su escuela, su mercado, su dispensario médico, su alameda, su parque infantil, su cuartel de la guardia civil, sus astilleros, sus fábricas de conservas  … Por tener, hasta tenemos ¡nuestro propio cementerio ¡¡¡¡

Cuando Vigo comenzó a poblarse de trabajadores que venían a incorporarse a las  grandes industrias que comenzaron a desarrollarse en la ciudad, entre la que destaca la industria de la automoción, Bouzas continuó mirando al mar, con años duros de reconversiones. El mar es la esencia de la villa y de sus gentes, esta pequeña  villa marinera albergó, en 1973, la World Fishing Exhibition, la  Exposición Mundial de la Pesca, que  por primera vez desde su creación se celebró fuera de las islas británicas.
Vinieron años duros con políticas de regulación pesquera, de cuotas, de reestructuración de la flota….pero peor estaba por llegar: el relleno.

El relleno de Bouzas,  que comenzó en los años sesenta del siglo pasado y hoy es más grande que la propia villa marinera. Es el peaje que la comarca de Vigo pagó a la industria automovilística. El relleno portuario provocó la desaparición de la antigua playa de Bouzas y del ecosistema marítimo existente, para crear espacios a disposición de la especulación, que permitieron el establecimiento de instalaciones comerciales o pesqueras, la creación de puertos deportivos… Qué pena que nuestros gobernantes tengan una visión tan bisoña  a la hora de compaginar las necesidades de la industria y la protección del ecosistema de las villas marineras.

En los años de boom de la construcción, la villa creció de manera espectacular, grandes parcelas que habían pertenecido a fincas familiares, junto con los  terrenos de  antiguas fábricas que habían cerrado o trasladado  a otros lugares (máquinas de coser Refrey, conservas Valcarcel …) se convirtieron en urbanizaciones de pisos y mucha gente  se asentó en la villa marinera, que conversa su casco histórico, con sus casas marineras, sus galerías de hierro y sus calles con nombres marineros.

Las familias continuamos reuniéndonos, el domingo de las fiestas patronales, dedicadas al Cristo de los afligidos a -guía de los hombres del mar-, cofradía de las más antiguas de la ría de Vigo, ya hay constancia documental de su existencia en el S XVIII. Cuando yo era niña, la procesión en las fiestas llegaba hasta el final del muelle –no confundir con el relleno- y una vez allí se orientaba la imagen del Cristo de los afligidos hacia el mar, las familias que habían perdido a sus seres queridos en naufragios o accidentes lejos de tierra firme tiraban flores al mar. En las fiestas también conmemoramos  la festividad de la virgen del Carmen, no podía ser de otra manera en una villa marinera. Se come en familia, tras haber estado tomando vinos en la alameda oyendo a la banda de música y ya por la noche se ven “los fuegos”, un espectáculo pirotécnico que tiene mas de 400 años de antigüedad, muy valorado por propios y turistas.

Bouzas cuenta con muchos atractivos para convertirse en un buen lugar para vivir. Es fácil pasear por sus calles, asombrarse con su arquitectura, hacer deporte por su paseo marítimo, disfrutar en sus plazas, degustar la gastronomía local…
En el recorrido por el casco histórico sería interesante que os fijáseis en las casas,  muchas fueron diseñadas a principios del S. XX por el célebre arquitecto Jenaro de la Fuente, que fue uno de los autores del ensanche de Vigo y que dejó también su huella en Bouzas, como las casas ubicadas en Rúa do Pazo nº 4, Rúa Santo Cristo nº 2, Avda. de Tomás A. Alonso nº 295, el Mercado de Abastos y otras que pronto reconoceréis por su  estilo ecléctico.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Recorrer las calles de pescadores y fijaros en sus nombres, visitar la Casa do Patín, que es una casa de pescadores del S. XV,  que cuenta con “patín”,  que es así como se llama a la escalera exterior de cantería de la casa tradicional de ciertas zonas de Galicia; la construcción  ha sido rehabilitada recientemente, con dudoso acierto (se ha sustituido la teja original por un tejado de zinc, se han quitado los casetones del tejado, se han recubierto muros de piedra…), hoy está destinada a uso vecinal.

Subid por la calle Ferreiros donde se encuentra el Pazo de los Lira ( S XVII) que es de propiedad privada, recorrer la alameda, callejear por detrás  del mercado de abastos llegaréis al “ Cruceiro Vello” (1802), no os olvidéis del paseo “Valentín Paz Andrade” o  el “paseo dos Peixes”…

No os olvidéis de entrar en los bares y restaurantes de Rúa Santo Cristo, en los de Rúa do Pazo como O croque (especialistas en empanadas y croquetas) o La bodega del águila, en los de la Rúa Alfolíes donde está el restaurante La Carpintería, disfrutad de la plaza M. Diego Santos donde encontraréis el local Patouro. Y saliendo del casco antiguo tendríais también el restaurante Marina Davila para daros un homenaje…

 

Por último contaros que hace unos siete u ocho  años mi madre, Irenita -la nieta de Amable Márquez- llegó indignada a casa, su profesor de yoga le había comentado que tras el arreglo del paseo, la rehabilitación de las casas, la humanización de las calles… Bouzas  volvía a ser un pueblo muy bonito. ¡Habrase visto semejante atrevimiento!!!  ¡Mira lo que fue a decir!!!  Tras estos y otros comentarios enfurruñados, mi madre proclamó muy seria: ¡Bouzas no es un pueblo, es una villa marinera!

Una villa marinera que ha visto nacer a armadores, gente de mar, gente que ha emigrado asentándose en su nuevo hogar o volviendo a su tierriña. Podríamos hablar de empresarios como J. Bastos conocido como el rey gallego de Africa por su actividad en Namibia. Hemos visto crecer a reputados artistas como Teo Cardalda ¿quién no ha bailado alguna vez una canción de Golpes Bajos o ha escuchado un tema de Cómplices?. De Bouzas son también profesores como Puri Pérez, autora de “Bouzas olladas salgadas”. En nuestra villa ha nacido también Isidoro Araujo de Lira fundador del periódico “El diario de la Marina” en La Habana. Siendo tierra marinera ha parido capitanes mercantes como Severino A. Gestoso que tras su vida en el mar fue profesor de la Escuela Naútico Pesquera de Vigo y estudioso incansable del mar… Y otras muchas gentes, que como yo, queremos profundamente a esta villa marinera.

Venid a visitarnos, comprenderéis que Bouzas debería estar en la lista de villas con encanto.

Estoy segura de que muchos viajerosaccidentales podríais contarnos como es vuestro pueblo, villa, localidad… como son sus fiestas, sus costumbres, sus lugares de interés… Os esperamos, pincha en “contacto”, estamos deseando conoceros.

ENLACES MENCIONADOS O RELACIONADOS:

Bouzas olladas salgadas: https://www.todostuslibros.com/libros/bouzas-olladas-salgadas_978-84-8289-483-6

Patouro: https://www.vivevigo.info/patouro

Taberna del Aguila: http://www.cotodelaguila.com/?p=restaurantbodega

O Croque: http://www.apiques.com/

Marina Davila: http://www.restaurantedavila.com/

Nota de la autora: “No he recibido ningún tipo de compensación (económica o no) por escribir este artículo, no tengo conexión material con las marcas, productos o servicios que he mencionado y mi opinión es independiente”

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

About the author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *