Categories AventurasBlogLeer y viajar

Brexit con puñetas: ingleses por España en tiempos de Maricastaña.

Hoy debuta con elviajeroaccidental Cristina Méndez Gallart, y como buena licenciada en Historia lo hace contándonos historias de la época de Maricastaña. Así que nos vamos hasta el siglo XVIII para leer su reseña.

Y ya que hablamos de viajar y lo hacemos por tierras inglesas, no puedo dejar de recomendaros un libro que acabo de leer y que ”da la vuelta a la tortilla”, puesto que, a la inversa de este viaje por Inglaterra, se trata de un paseo por la España del siglo XVIII de la mano de touristes ingleses, aquellos que por abundancia de tiempo y dinero, recorrían durante meses e incluso años, diversos países europeos:
Brexit con puñetas: ingleses por España en tiempos de Maricastaña de José Juan Picos.

Estos turistas eran muy puñeteros por partida doble: en primer lugar, por las puñetas que vestían en sus mangas y, en segundo lugar, por sus agravios comparativos. Como turistas de pro, todo lo que encontraban a su paso, las gentes, los caminos, los alojamientos, la comida, las ciudades, los pueblos, lo tamizaban con el filtro inglés, llegando una y otra vez a la misma conclusión: como en Inglaterra en ninguna parte. De ahí su gen brexista que ha arraigado en ellos desde tiempos inmemoriales, y su convicción de que Gran Bretaña es, sin duda, el país más civilizado del mundo, y que es una isla porque no precisa formar parte de ningún continente, sino que en torno a ella y el mar gira el resto del mundo. De ahí que nos encontremos en este libro apuntes de viajeros muy variopintos (clérigos, aventureros, espías, oficiales, cónsules, políticos, comerciantes, etc…), de esta guisa:

– “Mi relato, seco y árido, rudo y salvaje, hará ver cómo la nación española está más atrasada que el resto de Europa para la comodidad y las facilidades de los viajes”.

-“Desde que entré en España y hasta dos leguas de Barcelona, es como si no se hubiera hecho nada desde el Génesis para facilitar el transporte y la seguridad del viajero”.

-“Mandé a por el barbero, pero me respondió que no vendría porque hacía un día tan hermoso que sería una lástima no disfrutarlo después de los muchos días nublados que habían tenido”.

-“El carácter de este pueblo es sin duda opuesto por naturaleza al esfuerzo y al trabajo. Demos a un español una capa, un sombrero y una espada, algo de vino y un mendrugo, y ya no pensará en trabajar”.

-“Os haréis una idea del carácter de este pueblo con tan solo un rasgo. Ni en lo más crudo del motín perdonan la siesta.”

– “En la iglesia, en las calles y en todos los sitios públicos,  las tomaréis por santas; pero aún no se ha puesto el sol cuando cada pájaro encuentra su hembra. No hay señora que se atreva a salir sin su dueña, pero esa guardiana es una vieja que favorece las intrigas amorosas”.

– “Un punto a favor de las posadas españolas, que compensa sus muchas flaquezas, es que, por muy infames que sean, siempre se podrá encontrar en ellas un buen chocolate”.

– “Es curioso ver a los campesinos ejercer su destreza, bebiendo sin tocar con los labios las bocas de los recipientes. Y maravilla ver la altura desde la que cae una cascada continua de vino sin que pierdan ni una gota”.

– “Estoy convencido de que si uno escupe por la ventana en España, hay diez probabilidades contra una de darle a un santo”.

– “Se trata del mejor pueblo posible bajo el peor tipo de gobierno de todos los de Europa”.

Eso sí, con buena flema británica, después de ser puñeteros hasta decir basta, estos turistas ingleses terminan por lanzarnos unas cuantas flores:

– “Muchos extranjeros sienten un afecto inexplicable por España, a la que se desea volver como si fuera la tierra natal, dando de esta suerte preferencia a la pobreza y desolación de este país por encima de la riqueza y saber de naciones más refinadas”.

– “La sencillez, la generosidad, la sinceridad, un sentimiento elevado de su dignidad y de los principios severos del honor son los rasgos más sobresalientes del carácter español. Todo lo que admiro de ellos se atribuye a su excelente carácter; todo lo que he censurado ha de atribuirse a la corrupción de su gobierno”.

Así que os recomiendo este libro, muy ameno y revelador, de lectura ágil (apenas tardé dos días), ideal para acompañaros en vuestro viaje (tumbados en una hamaca o en el avión que os lleve a vuestro destino), que te enseña a llenar  tu maleta con una buena dosis de  aventura y vaciarla de prejuicios y comparaciones que, como ya sabemos, siempre resultan odiosas.

ENLACES RELACIONADOS O MENCIONADOS:

Brexit con puñetas: ingleses por España en tiempos de Maricastaña: https://www.amazon.es/Brexit-con-pu%C3%B1etas-Ingleses-Maricasta%C3%B1a-ebook/dp/B0733ZBVBD

Sitio web de José Juan Picos: http://jjpicos.es/

Nota de la autora: “No he recibido ningún tipo de compensación (económica o no) por escribir este artículo, no tengo conexión material con las marcas, productos o servicios que he mencionado y mi opinión es independiente”

 

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 4,00 out of 5)
Cargando…

About the author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *